24 sep 2020

Ir a contenido

ANUNCIO DE CIERRE DE LA PLANTA

Los sindicatos reclaman a la Generalitat que medie ante Yamaha

UGT y CCOO recuerdan los beneficios de la fábrica de Palau Solita i Plegamans

AGENCIAS / Palau-solità i Plegamans

UGT de Catalunya ha reclamado al conseller de Treball i Empresa, Francesc Xavier Mena, que haga todo lo posible para que Yamaha cambie de decisión y no cierre la fábrica de Palau-solità i Plegamans (Vallès Occidental), la única que posee la firma en España.

En un comunicado, el sindicato ha exigido al conseller que se esfuerce para cambiar la decisión de la dirección de Yamaha, que preside desde enero Hajime Yamahi, y haga ir hacia la planta del Vallès Occidental la producción que actualmente la multinacional fabrica en Francia. Ha asegurado que la planta de Palau está infrautilizada y ha recordado que actualmente solo fabrica 30.000 motocicletas, cuando dispone de unas instalaciones y maquinaria preparada para producir 120.000.

UGT ha exigido a Mena que haga sentarse a la dirección de Yamaha con las partes implicadas, es decir, sindicatos y administración, para encontrar "una salida negociada y provechosa tanto para los trabajadores de la multinacional como para los intereses económicos y sociales de Catalunya".

Inversiones recientes

Además, ha remarcado que la plantilla de la fábrica es joven, ya que la media de edad es de 40 años, y tiene la formación "óptima" para tirar adelante el producto. Según el sindicato, la empresa hizo recientemente inversiones en la planta catalana, transfiriendo producto de Italia, y su producción se había recuperado en un 40% entre 2009 y 2010, en torno a 60.000 unidades en total, además de contratar a 40 trabajadores eventuales el pasado octubre.

Según CCOO, Yamaha ha obtenido "históricos beneficios" y tiene una situación financiera solvente que ha servido de apoyo a las pérdidas que ha cosechado la planta francesa.