13 ago 2020

Ir a contenido

AUTOR DE UNA PARADOJA DE LAS DECISIONES

El premio Nobel de Economía Maurice Allais muere a la edad de 99 años

En mayo de 1987 predijo el 'lunes negro' que ocurrió el 19 de octubre de dicho año

EL PERIÓDICO

El premio Nobel de Economía Maurice Allais murió el sábado en su domicilio en St. Cloud a la edad de 99 años, según han confirmado fuentes del Gobierno francés. Nacido el 31 de mayo de 1911 en París e hijo de comerciantes, consiguió el premio sueco en 1998 por "sus contribuciones pioneras a la teoría de mercados y a la utilización eficiente de los recursos". Fue profesor de la Escuela Nacional Superior de Minas de París desde 1944 y director de su Centro de Análisis Económico desde 1946.

Según han comunicado, el Gobierno francés planea rendirle homenaje el lunes o el martes, mientras que el funeral se oficiará el próximo sábado 16 de octubre en Les Invalides.

Entre sus obras destacan A la búsqueda de una disciplina económica (1942) (reeditada con el nuevo título Tratado de Economía pura en 1952) y Economía e interés (1947). Allais desarrolló matemáticamente los trabajos sobre el equilibrio y la eficiencia de los mercados de Vilfredo Pareto y Léon Walras.

Paradoja de Allais

Su nombre está asociado a la paradoja de Allais, que es un problema de teoría de la decisión de 1953 que contradice la teoría de la utilidad esperada. Básicamente destaca que en cierto tipo de toma de decisiones individuales, aun cuando la gente prefiere la certeza a la incertidumbre, si se plantea de manera diferente el problema, preferirán la incertidumbre que antes rechazaban. Un ejemplo de este comportamiento se encuentra en las loterías, en las que los consumidores prefieren comprar un tipo de juego por la cuantía del premio y no por las posibilidades reales de obtenerlo. O por ejemplo, explica la razón por la que se toman determinadas decisiones a sabiendas de que son ilógicas, lo que a la postre causa las burbujas o alzas de precios injustificadas.

En mayo de 1987, en el documento La condición monetaria de una economía de mercado, predijo el lunes negro que ocurrió el 19 de octubre de dicho año. Entre sus discípulos destacan Marcel Boiteux y Gerald Debreu.