LAS CENTRALES INSTAN A PARAR LA REFORMA DE LAS PENSIONES

Los sindicatos ensalzan el éxito de la huelga y exigen un cambio de rumbo al Gobierno

Zapatero confía en encontrar cauces de diálogo y CCOO y UGT destacan el seguimiento "masivo" en la industria

El Ejecutivo rehúsa entrar en una guerra de cifras y pospone a última hora del día la valoración del impacto de la protesta

Se lee en minutos

ANTONI FUENTES / MERCEDES JANSA

La séptima huelga general de la democracia, convocada contra la reforma laboral acometida por el Gobierno, ha paralizado la industria y ha dificultado el transporte, pero no ha cerrado los comercios y ha tenido un impacto limitado en la Administración. Los sindicatos sitúan en el 70% el seguimiento de la huelga y en 10 millones el número de trabajadores que la secundarán durante toda la jornada, mientras que el Gobierno se ha limitado a posponer las valoraciones hasta que acabe el día.

El guión de la huelga general se ha ido cumpliendo según lo previsto por los sindicatos. La protesta contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha mantenido paralizadas las principales fábricas, ya desde la noche de ayer, y ha respetado los servicios mínimos del transporte público. Los sindicatos consideran que la movilización ha sido un éxito.

Los secretarios generales de CCOO y de UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, han calificado hoy de "éxito" de participación y "de democracia" el seguimiento de la huelga general convocada hoy contra la reforma laboral. Consideran que "la pelota está en el tejado del Gobierno", por lo que instan al Ejecutivo a "rectificar y volver a la senda de la razón", y modificar unas "políticas sociales que han causado un profundo rechazo social".

Contra la reforma de las pensiones 

En opinión de Méndez, "el 29-S marca un antes y un después y el Gobierno tiene que actuar en consecuencia". Los sindicatos han relacionado el éxito de la huelga general con la necesidad de bloquear la pretendida reforma de las pensiones, que el Ejecutivo quiere llevar a cabo al margen del consenso del Pacto de Toledo.

Zapatero ha confiado en que la jornada de huelga general transcurra con normalidad y en encontrar "cauces de diálogo" a partir de mañana con las fuerzas sindicales. "Estamos tratando de garantizar el derecho a la huelga y el derecho al trabajo", ha señalado a los medios de comunicación en los pasillos del Congreso tras asistir a la sesión de control al Gobierno. Una comisión de coordinación de carácter técnico se encuentra reunida en el Palacio de la Moncloa haciendo un seguimiento del paro en las diferentes comunidades autónomas.

Cumplimiento de los servicios mínimos

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha confirmado que la huelga se ha desarrollado con normalidad y los servicios mínimos en transporte se están cumpliendo en un 98%. Como consecuencia de la caída de actividad, Corbacho ha explicado que el consumo eléctrico en la industria se ha reducido el 21,2%.

La actuación de los centenares de piquetes sindicales desplegados en los puntos neurálgicos se ha iniciado con incidentes. Los más graves se han producido esta madrugada en Madrid y a mediodía y por la tarde en el centro de Barcelona y en Valencia. Grupos antisistema han quemado un automóvil de la Guardia Urbana en la plaza de Universitat y han obligado a algunas cargas policiales. Otras cargas policiales se han realizado ante la acción de grupos puntuales, al margen del control sindical.

Por la tarde, los Mossos d'Esquadra han desalojado en Barcelona la sede del antiguo Banesto en la plaza de Catalunya, y la actuación ha provocado enfrentamientos con el grupo de okupas que tenían el edificio bajo su control desde el pasado día 25. Los enfrentamientos de activistas antisistema con la policía autonómica se han reproducido en el paseo de Gràcia y otros puntos del centro de la ciudad.

Piquete

En Mercabarna, un sindicalista ha resultado contusionado al ser atropellado por un camionero que intentaba traspasar el bloqueo del piquete a primera hora de la noche. En las cocheras de los autobuses urbanos, los activistas sindicales comprobaban que el personal que accedía y los vehículos que salían eran únicamente los incluidos en los servicios mínimos.

Presiones

Los polígonos de la Zona Franca de Barcelona y el de Can Amat en Martorell son los que han registrado la mayor presencia de piquetes, aunque la huelga se ha desarrollado sin incidentes. Además de paralizar Nissan y Seat, los sindicalistas han llevado a cabo rondas por las plantas sus proveedores y de otras empresas instaladas en los polígonos. “Los piquetes han tenido que acudir a alguna fábrica a petición de sus trabajadores por las presiones de la compañía en contra de la huelga”, ha asegurado Matías Carnero, dirigente de UGT en Seat y miembro de la dirección de la central en Catalunya.

Los sindicalistas apostados en los accesos a las fábricas han comprobado también que el personal que ha accedido es el que las empresas han movilizado para los servicios mínimos de mantenimiento, especialmente en áreas sensibles como hornos de pintura y las instalaciones de las compañías petroquímicas, que no se pueden paralizar al 100%.

Centros comerciales

Al acabar los servicios mínimos del transporte a las 9.30 horas, los sindicatos han decidido concentrar sus efectivos en los principales centros comerciales de las ciudades, que han incluido entre sus objetivos prioritarios.

Los grupos de piquetes han estado presentes desde primeras horas de la noche. A las 6.30 de la mañana, los accesos a la plaza de Catalunya estaban cortados por la Guardia Urbana para aislar la actividad de los piquetes. Estos piquetes han intentado el cierre de los escasos comercios abiertos.

Los secretarios generales de UGT y CCOO de Catalunya, Josep Maria Àlvarez y Joan Carles Gallego, han valorado este miércoles las primeras horas de la huelga general en Catalunya como un éxito y han hablado de un seguimiento total y sin presiones. Gallego ha asegurado que el paro ha sido del 100% en la recogida de basuras, las industrias alimentarias y las fábricas del área metropolitana de Barcelona. "Es una huelga cívica y voluntaria, sin ningún tipo de presión", ha indicado. Para el de CCOO, "los empresarios que han querido presionar a sus trabajadores se han encontrado con que éstos se sumaban a la huelga". "El día 29 no es día de compras, todos los ciudadanos ya lo saben", ha añadido Àlvarez.

Cuestión de derechos

Àlvarez ha recordado que "el derecho a no hacer huelga no existe" y ha considerado que el interés de la mayoría de los trabajadores siempre está por encima de la voluntad de "los grandes y pequeños empresarios". En opinión de los sindicatos, equiparar el derecho a la huelga al del derecho a trabajar es el primer paso para eliminar los derechos laborales de los trabajadores.

CGT ha criticado los servicios mínimos decretados en varias empresas como Gas Natural, Atento (servicios de información telefónica) y en el metro de Barcelona donde se ha obligado a trabajar a entre dos y tres trabajadores donde solo debería de haber un trabajador.

Madrid, a medio gas

Por la mañana, en Madrid, portavoces de CCOO y UGT han valorado como un "éxito" la huelga de hoy aunque han denunciado el empleo de la fuerza de la policia en las puertas de algunas grandes empresas. Es el caso de la factoria CASA de Getafe, en Madrid, donde se han recogido siete casquillos de bala, según el secretario de comunicación de CCOO, Fernando Lezcano. Los sindicatos han pedido al Gobierno que sin esperar más, mañana mismo les convoque para corregir los efectos negativos de la reforma laboral, principal causa de este paro.

 

Los sindicatos han situado en torno al 70% la media de seguimiento del paro en toda España, aunque en comunidades como Asturias podría llegar al 100%. Este es el porcentaje que les dan tambien a las grandes centrales empresas del sector industrial. En el País Vasco, la huelga ha tenido menor incidencia al no estar convocada por las centrales sindicales nacionalistas.

 

En el centro de Madrid, los transportes han funcionado con servicios mínimos, pero con muy poco tráfico, y la actividad del sector servicios ha sido muy reducida. En las calles han permanecido algunos de los cubos de basura que no han sido recogidos porque el servicio de basura municipal no sacó anoche los camiones de recogida al secundar el paro.

Te puede interesar

La enseñanza pública ha secundado en torno al 73% el paro, según datos sindicales, que hablan del 100% en la enseñanza universitaria. En la privada, el paro ha rozado el 30%.