18 sep 2020

Ir a contenido

Masiva manifestación en Barcelona contra la reforma laboral

Los líderes sindicales catalanes consideran el paro "un éxito cívico y democrático"

Àlvarez y Gallego condenan los actos violentos "que nada tienen que ver" con los obreros

AGUSTÍ SALA

Unas 140.000 personas se han manifestado esta tarde en Barcelona contra la reforma laboral impulsada por el Gobierno y aprobada por el Congreso de Diputados este verano, según fuentes de la Guàrdia Urbana y los Mossos d'Esquadra. La manifestación en la capital catalana ha representado el colofón a una jornada de huelga general que los sindicatos mayoritarios han valorado como un éxito ciudadano.

Los secretarios generales de UGT y CCOO en Catalunya, Josep Maria Àlvarez y Joan Carles Gallego, han considerado la jornada de huelga “un éxito cívico y democrático” y han afirmado que obligará al Gobierno “a escuchar y rectificar”. Las declaraciones se han producido momentos antes de iniciarse la manifestación principal del 29-S en Barcelona.

Los cuatro sindicatos convocantes de la huelga general en Catalunya --CCOO, UGT, USOC y CSIC-- han cifrado en 400.000 personas la asistencia a la manifestación. La protesta, que ha comenzado con media hora de retraso, se ha iniciado en la confluencia del paseo de Gràcia con la calle Provença, varias manzanas por debajo del punto de partida previsto inicialmente, ante la gran afluencia de manifestantes.

Manifiesto leído por Gerard Quintana

La manifestación ha arrancado con una contundente condena de los máximos dirigentes de UGT y CCOO de rechazo "a la violencia de una minoría". Tanto Gallego como Àlvarez han condenado los actos violentos protagonizados en la plaza de Catalunya por movimientos que han tachado de “no democráticos y que nada tienen que ver con el movimiento obrero”.

La marcha ha contado con la lectura final por parte del cantante Gerard Quintana del manifiesto unitario titulado Así, no. El exlíder del grupo Sopa de Cabra ha reclamado que el Ejecutivo retire la reforma laboral y adopte otras medidas, como la subida de los impuestos "a los ricos". "Ahora esperamos que el Gobierno escuche la voz de los trabajadores", ha insistido.

"Cuando estalló esta crisis, se dijo que se había acabado una forma de hacer capitalismo, pero todas las soluciones que se han querido aplicar son soluciones de este antiguo capitalismo", ha lamentado Quintana en su alocución. El músico ha desgranado los puntos del manifiesto justificando las razones del paro general, empezando porque "despedir será más fácil y barato, y se pagará en parte con dinero publico".

Menos derechos

Otro de los puntos que han argumentado los convocantes es que "se quiere reducir el número de contratos temporales a costa de que los trabajadores fijos tengan menos derechos". También han lamentado que se "mercantilice la búsqueda de trabajo con el mayor protagonismo que se le da a las Empresas de Trabajo Temporal (ETT)", que se hayan congelado las pensiones y que se hayan recortado los salarios a los trabajadores públicos.

En su manifiesto, los convocantes han pedido que se "suban los impuestos a los ricos" y un mayor esfuerzo en la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida, además de una "mayor dignidad en el modelo social europeo".

La manifestación se ha desarrollado sin incidentes relevantes y controlada en todo momento por los servicios de orden de las centrales sindicales.
Entre los asistentes a la marcha, que ha concluido a las 19.30 horas, se ha podido ver a políticos de formaciones del tripartito que gobierna la Generalitat, como Joan Herrera (ICV) y Joan Ridao (ERC).

En cuanto al seguimiento de la huelga en Catalunya, fuentes sindicales la han calculado en torno al 80% de los asalariados. Asimismo, han señalado que el consumo eléctrico de la jornada ha descendido un 28%.