CONSECUENCIAS DEL ESTRENO DE UNA FIRMA DE BAJO COSTE

La llegada de Ryanair a BCN restará a Girona y Reus el 35% de viajeros

La Generalitat se reunirá con la compañía para que le aclare sus planes de futuro en Catalunya

La aerolínea irlandesa podría situarse tercera en número de pasajeros en El Prat ya en noviembre

Se lee en minutos

JOSEP M. BERENGUERAS
BARCELONA

El inicio de las operaciones de Ryanair en El Prat el próximo 1 de septiembre provocará una importante revolución del sector aéreo en Catalunya. Por un lado, el aeropuerto barcelonés ganará una aerolínea popular que invertirá más de 450 millones de euros y que tiene previsto transportar a dos millones y medio de pasajeros al año. Por el otro, las instalaciones de Girona y Reus serán las grandes perjudicadas: la aerolínea irlandesa suprimirá frecuencias y vuelos, lo que restará entre el 30% y el 40% del tráfico este invierno.

Oficialmente, los gestores de los aeropuertos de Girona y Reus no se muestran preocupados. «La oferta de Ryanair desde Girona y desde Barcelona podrán ser complementarias», asegura el director del aeropuerto de Girona, Lluís Sala. «El producto de la Costa Daurada es suficientemente potente y atractivo para a mantener el tránsito aeroportuario», afirma Vicenç Pallarès, director de la instalación. Sin embargo, la preocupación la manifiestan principalmente las cámaras de comercio de ambas ciudades, y más conociendo las cifras que baraja la Generalitat sobre cómo quedará el mapa aeroportuario. «Que Ryanair opere en Barcelona es una dificultad que nos preocupa», asegura el presidente de la Cámara de Comercio de Girona, Domènec Espadalé.

MÁS VISITANTES PARA CATALUNYA / La aerolínea irlandesa planea eliminar este invierno algunos vuelos de Girona, como el de Málaga y Granada, y reducir frecuencias en otras rutas, como la de Roma (de 17 vuelos a 7). En total, según cálculos de la Generalitat, Girona y Reus perderán entre el «30% y el 40%» de los usuarios. «Tendremos que estar muy atentos con qué pasa con los aeropuertos pequeños. Es evidente que perderán operaciones, incluso razonable. Estimamos que el tráfico va descender entre el 30% y el 40% este invierno, lo que consideramos asumible», aseguró a este diario el secretario de Mobilitat de la Generalitat, Manel Nadal. «Lo importante es que en números globales el número de turistas que llegan a Catalunya suba», agregó.

La Generalitat solicitó reunirse con la firma irlandesa para aclarar «sobre todo sus planes para el verano del 2011» en Reus y Girona, un encuentro que se producirá a principios de septiembre. Pero Nadal reconoce que es posible que tengan que «incentivar mediante más subvenciones» la presencia de Ryanair en los aeropuertos secundarios.

Te puede interesar

La aerolínea irlandesa se estrena en septiembre en Barcelona con 20 destinos, a los que se añadirán tres más en noviembre y que sumarán en total casi 200 vuelos semanales. Girona opera hacia 63 destinos, pero 19 de ellos coinciden con rutas que también abrirá Ryanair desde Barcelona. En el caso de Reus, sesolaparán con 10 de sus 29 rutas.

TERCERA / La otra gran consecuencia de la llegada de Ryanair a El Prat es el impacto que tendrá sobre esta instalación. La aerolínea podría superar ya en noviembre los 200.000 pasajeros transportados, lo que la situaría como la tercera compañía de El Prat solo tres meses después del estreno, por detrás de Vueling y Spanair, pero por delante de Air Europa y Easyjet, en cifras mensuales. La empresa asegura que si continúa el «buen» ritmo de ventas acelerará su plan de expansión en El Prat.