Ir a contenido

Empresas que crean empleo

EL CORTE INGLÉS: Alud de 22.000 peticiones para cubrir 600 puestos

Las grandes empresas como El Corte Inglés están acostumbradas a recibir de forma constante currículos de trabajadores. Pero la crisis ha desbordado sus previsiones para el nuevo centro comercial que abrirá en octubre en Tarragona. Los 600 empleos del nuevo centro han atraído a 22.000 demandantes de trabajo. «La selección ha sido un proceso laborioso y complejo que empezó hace un año y que está a punto de acabar con una formación general y específica», explicó ayer Jesús Cid, director de recursos humanos del grupo en Catalunya.

Las anteriores aperturas de centros en Can Dragó (Barcecelona) o en Cornellà no atrajeron a tantos empleados interesados. Eran otros tiempos en los que el paro era mucho más bajo que ahora. El éxito de la convocatoria obligó a la firma a montar un centro de entrevistas y formación en el centro de Tarragona en colaboración con el Ayuntamiento.

Daniela Nicastro fue uno de los candidatos que pasaron por ese centro. Tras varias entrevistas, fue contratada el 1 de junio para empezar un proceso de formación. Cada día, varios autocares trasladan a los nuevos vendedores de El Corte Inglés de Tarragona a los centros del grupo en Barcelona.

«He tenido mucha suerte porque me seleccionaron cuando estaba a punto de acabar el contrato temporal que tenía. Solo estuve dos semanas en paro», asegura Daniela, que se ha convertido en la envidia de algunos amigos y familiares que siguen en desempleo. «Les he aconsejado –explica– que hagan como yo, que he enviado infinidad de currículos. Cuando empezó a sonar que El Corte Inglés abría en Tarragona, ya les envié uno». A partir de octubre, tendrá la responsabilidad de orientar a los clientes de joyería.

Los 600 empleados nuevos de Tarragona ampliarán la plantilla del grupo comercial, situada ahora en unas 8.000 personas en Catalunya. El siguiente proyecto de gran envergadura, explica Jesús Cid, será la construcción de un centro logístico en La Bisbal del Penedès. Antoni Fuentes