Ir a contenido

PRODUCCIÓN DE LOS NUEVOS HáBITOS DE CONSUMO

Los fabricantes de marcas blancas pagan hasta un 73% menos

La diferencia llega en Catalunya al 63% en panadería industrial, según CCOO

ANTONI FUENTES
BARCELONA

La marca blanca vive una época dorada con un 38% de cuota de mercado. Sus ventajas son los precios bajos y la calidad, según las grandes cadenas de supermercados e hipermercados. Pero de las condiciones laborales no dicen nada. No es de extrañar puesto que los empleados de fábricas de productos de alimentación de marca blanca llegan a cobrar hasta un 73% menos que sus colegas que trabajan para marcas consolidadas en el mercado, según un estudio realizado por CCOO.

Los empleados que salen peor parados en la comparación de la retribución por hora de trabajo son los de las plantas de productos lácteos, seguidos de las empresas cárnicas, con un 71% menos de sueldo para los trabajadores de fabricantes de marcas blancas. La distancia salarial media en España va del 30% al 40%.

Catalunya, la comunidad con un sector agroalimentario más potente, sufre con intensidad las repercusiones laborales de la presión de los grandes distribuidores por fomentar la marca blanca. La diferencia salarial más acuciada se da en las fábricas de panadería industrial, donde se cobra hasta un 63% menos que en sus colegas de marcas de prestigio. A continuación figuran los productores de cacao soluble de marca blanca, que pagan casi el 46% menos; las envasadoras de agua, con un 45% de diferencia; y vinos y cavas, 30%.

Aunque Jesús Villar, secretario general de la federación Agroalimentaria de CCOO, matizó que no pretenden adherirse a las campañas en contra de las marcas blancas de los fabricantes consolidados, dejó claro que se está produciendo una «tendencia preocupante que si se mantiene causará un riesgo claro para los trabajadores de empresas con marcas reconocidas». Mientras las fábricas de marca blanca aumentan plantilla, las restantes «subsisten como pueden».

BIMBO CIERRA UNA PLANTA / El último ejemplo es el cierre de Bimbo en Almansa (Albacete), que UGT consideró «un preludio» de la  subcontratación al grupo Siro de la producción de los otros centros de la multinacional Sara Lee, entre los que se encuentra una factoría histórica en Granollers que ayer secundó una huelga en toda España. Siro, que produce marca blanca, compró hace unos meses a Sara Lee tres fábricas.