Ir a contenido

Cambios en el sector del consumo

El 40% de las ventas serán de marcas blancas

Llena pide a la distribución que adquiera "conciencia de lobi"

J. M. B.
BARCELONA

La marca blanca continúa su escalada imparable de crecimiento. Según TNS, esta representa actualmente el 33,5% de las ventas en España, aunque a final de año superará el 35%. Sin embargo, un estudio del IESE indica que los productos del distribuidor superarán el 40% de la facturación "en pocos años", pues el cambio de hábitos del consumidor "se mantendrá una vez superada la crisis".

Según la investigación del profesor Marc Sachon, el 53% de las categorías que se pueden encontrar en los súper ya tienen su versión en marca blanca. Pero esta no debe verse como una gran amenaza, sino como una oportunidad de crecimiento y diferenciación. Además, estas, las marcas de más éxito, "crecen" con la introducción de marcas del distribuidor aunque, en cambio, las segundas y terceras marcas sí que pierden ventas. "La guerra de precios tampoco es la solución", añadió.

En el encuentro alimentario del IESE, el conseller de Agricultura y Alimentació, Joaquim Llena, pidió a la distribución que adquiera "conciencia de lobi" y que la marca blanca tenga un "peso discreto", ya que los productores catalanes "se juegan mucho". Por su parte, el consejero delegado de Panrico, Joan Cornudella, afirmó que el cambio de tendencia "durará más allá de la crisis", y que tanto cadenas como fabricantes deberán adaptarse a ello.

La innovación es una de las claves, y puso como ejemplo los nuevos Donuts, que ahora se venden en envasase individual, un proyecto que ha requerido "una gran inversión". Con el cambio, aseguró, el producto ha incrementado las ventas un 30%. "No solo en las tiendas normales, sino también en Mercadona, donde, pese a su gran apuesta por la marca blanca, las ventas han subido incluso más que la media", añadió.