Ir a contenido

DATOS DEL OBSERVATORIO DEL COMERCIO MINORISTA DEL MINISTERIO DE INDUSTRIA

Las marcas blancas permiten un ahorro de hasta el 32% en BCN

En alimentación, los precios varían un 19% entre la cadena más barata y la más cara

El sector critica que el análisis no tenga en cuenta la atención al cliente o la calidad

JOSEP M. BERENGUERAS
BARCELONA

Promesa electoral cumplida: el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio hizo públicos ayer los datos del Observatorio de Precios del Comercio Minorista, un estudio que analiza los precios de los alimentos en los distintos establecimientos. El análisis asegura que la cesta de la compra puede salir hasta un 19% más barata según la cadena elegida, así como que el consumidor de Barcelona puede ahorrarse hasta un 32% si opta por las marcas del distribuidor.

"El consumidor se puede ahorrar entre 76 y 160 euros al mes en alimentación y bebidas según el establecimiento donde realice las compras", aseguró ayer el ministro Miguel Sebastián en la presentación del observatorio. El estudio, que ha analizado los precios de 187 productos en 4.161 establecimientos, concluye que las enseñas que disponen de los precios más económicos son Gadisa, Alimerka y Carrefour, mientras que las más caras son Uvesco, El Corte Inglés y Consum.

DIFERENCIAS EN EL PESCADO

El observatorio destaca que en los productos frescos es donde hay más diferencias de precios. En el caso del pescado esta alcanza el 74% entre el establecimiento más caro y el más barato; en las frutas y hortalizas es del 61% y en el de la carne, del 56%.

Sebastián también destacó que el ahorro que se puede obtener comprando los productos más económicos de alimentación envasada (marcas del distribuidor) en relación con la cesta estándar (marcas más representativas) varía entre el 19,1% y el 39,6% según la ciudad en la que se resida. Teniendo en cuenta que, según el INE, el gasto en alimentación y bebidas alcanza unos 400 euros al mes, estos porcentajes equivalen a un ahorro de entre 76 y 150 euros por hogar al mes. En Tarragona el ahorro puede ser del 35%; en Barcelona, del 31,5%; en Lleida, del 29,5% y en Girona, del 26,6%.

Comparando precios de todos los productos de la cesta alimentaria, las ciudades españolas más baratas son Salamanca, Zamora y Ourense, mientras que las más caras son Bilbao (24% más costosa), Cádiz (18%) y Valencia (17%). Comprar en Barcelona es un 9% más caro que en la ciudad más asequible.

En droguería, la diferencia de precios entre cadenas alcanza el 25% en los productos de marca habitual, mientras que en los de marca blanca la diferencia puede llegar a ser del 41%. La diferencia de precios alcanza el 58% en productos de droguería en la ciudad más barata (Ourense) y la más cara (Las Palmas).

CRÍTICAS DE LA PATRONAL

Pese a que Sebastián señaló que "no es un observatorio hostil a la distribución comercial", las patronales criticaron que solo tenga en cuenta los precios. La Asociación Nacional de Grandes Empresas de la Distribución (Anged), la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES) y la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas) censuraron que se deberían valorar aspectos como calidad y procedencia del producto y la atención al cliente, entre otros.

0 Comentarios
cargando