Bayer Crop Science, Productos fitosanitarios

Segunda revolución verde

La división de protección de cultivos de la multinacional alemana invertirá 3.400 millones hasta el 2012 en el desarrollo de nuevas soluciones y sacará a la venta 10 nuevas soluciones

Científicos de Bayer Crop Science, con una planta de arroz.

Científicos de Bayer Crop Science, con una planta de arroz. / EL PERIÓDICO

2
Se lee en minutos
JOSEP M. BERENGUERAS
MONHEIM / ENVIADO ESPECIAL

Por muy naturales que nos parezcan esos alimentos que llegan a nuestra mesas cada día, en el proceso de producción nada es tan simple como parece. Detrás hay mucho trabajo de los agricultores y ganaderos, pero también de empresas como Bayer Crop Science, la división de la multinacional alemana dedicada a la elaboración de productos para la protección de cultivos, sanidad ambiental y biociencia. En un mundo donde los alimentos vuelven a ser los protagonistas, la innovación en estos ámbitos resulta clave.

"Lo que necesitamos es nada más y menos que una segunda revolución verde".Así de claro se mostró ayer el presidente de Bayer Crop Science, Friedrich Berschauer, quien presentó los resultados del primer semestre del año en el cuartel general de la compañía, en Monheim, Alemania. La empresa facturó el 19% más en los primeros seis meses del 2008, hasta los 3.780 millones de euros, con un Ebitda de 1.214 millones de euros (el 23,9% más). Para la segunda mitad del 2008 esperan aumentar las ventas un 10%.

Combatir plagas

Los productos fitosanitarios son los que se usan para combatir plagas y enfermedades en los cultivos. Con la aplicación de soluciones se consigue incrementar la producción: los estudios aseguran que las plagas y enfermedades limitan la cosecha mundial hasta un 72%, y que gracias a los productos actuales se previene hasta el 48% de pérdidas.

Bayer Crop Science se dedica a innovar, desarrollando nuevos productos que combatan los problemas del campo pero que también sean más respetuosos con el medio ambiente. En Monnheim disponen de unas macroinstalaciones de más de 60 hectáreas donde se dedican a investigar nuevas moléculas, ver los efectos que estas producen sobre plantas e insectos y analizar alimentos en busca de posibles problemas. La empresa está presente con una cuarentena de centros en todo el mundo, también en España.

Para Berschauer, la creciente demanda de los países emergentes, la actuación de los especuladores y la disminución de las reservas han sido los culpables de la subida de las materias primas. Cereales y arroz han sufrido grandes incrementos de precio en el último año (hasta el 100%). Por ello, mejorar la productividad es un elemento clave del futuro inmediato.

Noticias relacionadas

"Es necesario desarrollar nuevos métodos de protección pero también nuevas variedades de plantas",afirmó Berschauer, en una clara defensa de la biotecnología. Y es que esta"jugará un papel muy importante en hacer que las plantas se estresen menos, que sean menos susceptibles a los cambios del clima".El presidente de Bayer dijo que queda mucho trabajo por hacer en este ámbito, que hay que empezar por"educar a las personas"y explicarles que los cambios genéticos en las plantas pueden ser beneficiosos.

Pero no solo se trata de poder generar más alimentos, sino también de"combatir el cambio climático y aprovechar mejor el agua"con estos nuevos productos."Hasta el 2012 invertiremos 3.400 millones de euros en investigación y desarrollo: 2.700 en I+D de ingredientes activos para la protección del cultivo y 750 millones para el desarrollo de nuevos productos biotecnológicos para plantas y semillas",anunció Berschauer. En el mismo periodo lanzarán 10 nuevos productos (insecticidas, herbicidas y fungicidas), con los que prevén aumentar la facturación en 1.000 millones.