Ir a contenido

SISTEMAS COMPLEMENTARIOS

Los planes de pensiones de empresa están estancados

Patronal y sindicatos se ven incapaces de negociar la fórmula

F.J. DE P. / P. A.
MADRID

El desacuerdo entre empresas y sindicatos está provocando un estancamiento en el desarrollo de los planes de pensiones de empleo. Sólo el 9% de los ocupados, algo más de 1,74 millones de personas, se benefician de estos sistemas de protección. En cambio, el 40% de los trabajadores tiene un plan de pensiones individual.

Los planes de empleo apenas si han crecido en 28 años. "Hay poco que hacer, los Gobiernos los han intentado promover, pero es un tema de negociación entre patronal y sindicatos", estima Ernesto Sanz, presidente de la agrupación de fondos de pensiones de Inverco. Sanz se declara "pesimista" sobre el futuro de los sistemas de empleo y explica que, los que existen, provienen de empresas históricas.

FALTA DE SENSIBILIDAD

Mariano Rabadán, presidente de Inverco, coincide en resaltar la "falta de sensibilidad" de la CEOE y los sindicatos respecto a estos planes porque el trabajador prefiere que le den el salario en mano y la empresa dice que ya es suficiente con las cuotas.

Los sistemas de empleo "ya no pueden crecer más" porque el 80% de los trabajadores están en pequeñas empresas y esto obliga a negociar con las patronales provinciales que no creen en esto, estima Carlos Bravo, responsable de CCOO. En su opinión, los patronos lo ven como un gasto y es difícil pedir más sacrificios a empleados que cobran 1.300 euros al mes.

Por su parte, Antoni Ferrer, secretario de Acción Sindical de UGT, también acusa a la CEOE de "boicotear" estos fondos. "La patronal no entiende que estabilizarían la política salarial e incrementarían el consumo", critica. A su parecer, serían necesarios más estímulos legales.

No obstante, los planes de empleo movieron 31.162 millones de euros en el 2007, un 3,19% más. Las aportaciones llegaron a 1.642 millones (7,1% más) y las prestaciones aumentaron hasta los 1.063 millones (11% más). Los 1.873 planes abiertos obtuvieron una rentabilidad del 2,44%, frente al 5,52% del 2006.