Ir a contenido

El año de los lobis catalanes

Xavier Salvador

El año que está a punto de expirar ha sido el del resurgir de los grupos de presión catalanes. Fundamentalmente, de los que ponen el punto de mira, sus intereses, en el espectro socioeconómico. Se atribuye a argumentaciones políticas: con un Govern como el de José Montilla la única forma de obtener prebendas y de defender intereses conservadores es hacerlo, precisamente, al margen de la cosa pública. Con Jordi Pujol el lobismo resultaba innecesario por tratarse de una formulación institucional intrínseca a sus postulados políticos y a su práctica diaria.

En el 2007 ha resurgido un fenecido GTI-4. No es el único. Plataformas diversas, basadas en el perogrullo de que existe un derecho a decidir, también han proliferado: desde los cabreados con Renfe hasta los defensores de un aeropuerto diferente para que Catalunya vuelve más alto. En estos días de amable reflexión, la pregunta es obvia: ¿son los lobis un contrapeso de escaso perfil democrático a los gobiernos de izquierda?

Temas: Lobbies

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.