Ir a contenido

Barcelona Meeting Point: el cambio

Las empresas acudían al salón a exponer éxitos; ahora vienen a vender parte del estoc de viviendas

GONZALO Bernardos / PROFESSOR ECONOMIA UB

Probablemente, la undécima edición del Barcelona Meeting Point (BMP) tenga un carácter singular y notoriamente diferente a las anteriores. La euforia habrá dejado paso al pesimismo, de la misma manera que el boom se ha transformado en crisis inmobiliaria. En la etapa de auge, las empresas solían asistir al salón para aumentar su reputación corporativa. A diferencia del celebrado en Madrid, prácticamente ninguna promotora fijaba un objetivo de ventas y pretendía rentabilizar a corto plazo la inversión efectuada en él. La mayoría de las empresas acudían al salón para exponer sus éxitos pasados, detallar sus proyectos actuales y explicar cómo obtendrían nuevos logros empresariales en un próximo futuro. En la edición actual, numerosos promotores intentarán vender una parte de su cartera de viviendas.

Si usted visita la feria, observará agresivas campañas de márketing destinadas a incentivar a la demanda. Un significativo número de empresas confían en que el BMP sea el elixir reactivador de unas alicaídas ventas. Con la excusa de la celebración del salón, algunos promotores realizarán importantes rebajas. No obstante, en materia de pisos, será difícil observar verdaderas gangas inmobiliarias. Habrá que esperar al año 2008.

ADEMÁS

de viviendas, entre bambalinas se intentarán enajenar numerosos solares. En la última década, nunca han existido tantos terrenos edificables en venta. Probablemente, las empresas más activas serán aquellas que necesiten de forma relativamente urgente proveerse de liquidez. A diferencia de etapas pasadas, el precio de los solares será negociable y los descuentos ofrecidos espectaculares. A pesar de ello, no será fácil encontrar compradores. Si acaso, algunos promotores o inversores extranjeros despistados.

UNA RELATIVA

novedad en el salón será la apuesta por Brasil. Presumiblemente, las empresas comercializadoras intentarán convencerle del irrisorio precio que debe pagar por disfrutar de un apartamento en el "nuevo paraíso". En la actualidad, en determinadas ciudades de Brasil (por ejemplo, Natal, Salvador de Bahía y Fortaleza) existe un impresionante exceso de oferta, habiendo quedado atrapados un significativo número de promotores e intermediarios nacionales.

Las ventas a inversionistas españoles han sido muy inferiores a las esperadas, constituyendo el BMP un perfecto anzuelo para reactivarlas. Un consejo gratuito y desinteresado, dirigido a los pequeños inversores: si pretenden dar un pelotazo comprando una vivienda en el extranjero, piensen antes de adquirirla a qué incauto se la venderán. Si no aparece nadie en su mente, sería aconsejable que descartaran la inversión, aunque ésta fuera de escasa cuantía.

A PARTE

de presencias, en la presente edición del BMP también habrá destacadas ausencias. La mayoría provendrán del mismo sector: el financiero. Durante los próximos días será difícil encontrarse en el salón con ejecutivos bancarios. Anteriormente, corrían detrás de los promotores implorándoles que les dejaran financiar la construcción de sus inmuebles. En la actualidad, no quieren saber prácticamente nada de ellos. El empeoramiento de las perspectivas del mercado residencial y la urgente necesidad de reducir el riesgo bancario relacionado con el sector inmobiliario son los culpables del cambio de actitud.

No obstante, las deserciones más relevantes de la feria serán las de aquellas empresas que el pasado año contrataron un gran e impresionante estand. ¿Por qué? Exacto. Es justamente lo que están pensando.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.