Ir a contenido

Bruselas multa a Cepsa y Repsol por pactar el precio del asfalto

Las sanciones superan los 80 millones de euros para cada petrolera

ELISEO OLIVERAS / BRUSSEL.LES

La Comisión Europea impuso ayer una multa de 83,8 millones de euros a Cepsa y de 80,5 millones a Repsol por pactar los precios y repartirse el mercado del alquitrán para el asfalto de carreteras en España de forma ilegal durante al menos 12 años. Los acuerdos para fijar precios o repartirse el mercado están expresamente prohibidos por el artículo 81 del Tratado de la Unión Europea (UE).

El Ejecutivo comunitario sancionó también a la compañía sueca Nymäs con 10,6 millones y a la portuguesa Galp con otros 8,6 millones por participar en ese cártel ilegal. El grupo British Petroleum (BP), que también participaba en esa asociación, quedó exento de sanción por haber revelado la existencia de esos acuerdos secretos.

DUREZA DE LA COMISARIA

"Es inaceptable que estas empresas hayan defraudado a los clientes, a los poderes públicos y a los contribuyentes en España durante casi 12 años, repartiéndose el mercado del betún para la construcción de carreteras", declaró la comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, al anunciar las sanciones. "La Comisión Europea no tolerará que las empresas estafen a los clientes con ese tipo de actividad ilegal y continuaremos castigando severamente a los infractores", advirtió Kroes.

La comisaria abrió la puerta a que el Gobierno español pida ante los tribunales una indemnización a las compañías que participaron en el cártel, incluida la denunciante BP. Kroes aseguró que no existe "diferencia" entre autoridades públicas o gobiernos y empresas privadas a la hora de determinar las víctimas de un cártel como el del asfalto.

El mercado del alquitrán para asfalto en España representa un valor de 286 millones de euros anuales, según los datos del Ejecutivo comunitario. Por ello, esos acuerdos ilegales para establecer los precios han costado muy caros a la Administración española y a los ciudadanos, al implicar unos mayores costes en las obras de infraestructura.

REUNIONES EN HOTELES

La investigación de la Comisión Europea ha verificado que como mínimo desde 1991 y hasta el 2002, Cepsa y Repsol dirigieron el cártel conocido como "mesa de asfaltos". En esas reuniones, celebradas en hoteles o en locales de las compañías, se fijaban los precios para la temporada y la fecha de su aplicación, se repartían los volúmenes de ventas entre las empresas y se compensaba a quien había obtenido una menor cuota de mercado de la prevista.

El betún para el asfalto es un subproducto de la destilación del petróleo crudo que se destina sobre todo a la producción del material para asfaltado, en el que actúa como adhesivo para aglutinar las piedras.

La sanción a Repsol y Cepsa hubiera sido todavía más elevada, pero la Comisión Europea las redujo en un 40% y un 25%, respectivamente, porque aceptaron colaborar en la investigación del Ejecutivo comunitario una vez se descubrió su asociación ilegal.

La investigación se inició en el 2002 con registros por sorpresa en las empresas, después de que British Petroleum revelara a Bruselas los acuerdos para beneficiarse de la exención total de la sanción que ofrece la normativa europea a la primera empresa que confiesa la existencia de un cártel.

Temas: CEPSA Empresas