26 oct 2020

Ir a contenido

El rey gallego del MP3

CARMEN JANÉ / BARCELONA

TECNOTENDENCIAS

La compañía facturó el año pasado 60 millones de euros, en su mayoría vinculados a los reproductores de música, y prevé 100 millones para el 2008.

El fundador, José Ramón García, ha obtenido el premio nacional al joven empresario. Tiene unos 50 empleados en Santiago y Madrid.

Blusens presume de vender más reproductores MP3 que Apple en España. Y de colocarlos más rápido en el mercado y de ser más innovadores. Pero su principal mérito, a estas alturas, es haberse convertido en apenas cinco años en una compañía que realiza I+D en tecnología desde Santiago de Compostela y Madrid, fabrica en China y crea filiales en México, los Emiratos Árabes y Malaisia. Un Zara que no aspira a competir con Prada.

"Nosotros no jugamos en la liga de Apple, porque ellos son una compañía global. Queremos estar por debajo de las grandes marcas pero por encima de los que solo quieren vender más barato", explica José Ramón García, presidente y cofundador de la compañía a sus 35 años, que acaba de obtener el premio nacional al joven empresario. Sus MP3 son líderes en la franja más barata del iPod, los que se sitúan entre los 79 y 99 euros, con un giga de capacidad.

Pero su catálogo comprende también desde televisores LCD a grabadores DVD y reproductores de vídeo portátil, además de móviles muy simples, altavoces para equipos de cine en casa y auriculares. Cualquier cosa que sea tendencia. "Los productos de electrónica se han convertido en una moda, y nosotros dedicamos mucho esfuerzo a captar las tendencias", comenta.

Una vez detectadas, los ingenieros perfilan cómo ha de ser el producto y una fábrica en China --de la que comenzaron alquilando sus servicios y ahora son dueños-- le da forma física. Ni siquiera producen ellos mismos todo el dispositivo. "Sale más a cuenta comprar al mayor fabricante", dice. Y una vez ensamblado, el producto puede llegar por vía aérea de Hong Kong a Barcelona en menos de un día. Poca estructura propia (50 personas en Santiago y otras 30 en Madrid), mucha agilidad y una reinversión constante de los ingresos, de los que destinan el 10% a investigación y desarrollo y otro 5% a márketing.

"En la globalización, la base es el diseño. Los negocios se hacen con sociedades conjuntas (joint-ventures) y no sobre lo que se produce en las fábricas", asegura García.

Y también adaptarse al mercado. El secreto del éxito de sus MP3 está en lo abierto del sistema, que permite descargar cualquier archivo no protegido (es decir, sin DRM). "Queremos vender música a través de la comunidad on line que hemos creado para nuestros reproductores, pero estamos pensando en modelos de mucha variedad a un precio más ajustado. Este es un país de piratas y la gente paga un euro por enviar un mensaje de texto, pero no por una canción", señala.

Blusens quiere competir no solo por precio. Sus lectores comienzan a incorporar conexiones Bluetooth y wi-fi, que permiten descargar música sin ordenador o utilizar Skype (el popular programa de telefonía por internet), y ya piensan en navegadores GPS con cartografía en tres dimensiones, que están desarrollando desde su empresa filial Opera Wireless con la noruega Blom, proveedor de Microsoft. Para coche y como dispositivos personales.

Hacia el hogar digital

También planean televisores con conexión inalámbrica y televisión digital terrestre capaces de conectarse con otros aparatos de la casa. "La gente está harta de tener tantos cacharros en casa. Hay que simplificar e ir a aparatos interactivos y desarrollos de hogar digital".

Pero pese a su espectacular progresión, a juicio de García, todavía no han conseguido nada. "Si vemos de dónde venimos y dónde hemos llegado, tenemos mucho, pero no nos podemos conformar".