Ir a contenido

Los principales accionistas de Metrovacesa acuerdan la separación de la empresa en dos entidades

Rivero y Soler se convertirán en accionistas de referencia de Gecina, y la familia Sanahuja controlará la empresa matriz

EUROPA PRESS / MADRID

El presidente de Metrovacesa, Joaquín Rivero, el empresario y también accionista Juan Bautista Soler y los Sanahuja han acordado la separación empresarial y societaria de la inmobiliaria en dos entidades, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La CNMV ha decidido suspender cautelarmente la negociación de Metrovacesa antes de la apertura de la bolsa. El levantamiento de la suspensión se producirá cuando el organismo recopile suficientes datos sobre las informaciones aparecidas en prensa relativas a que el presidente de la compañía, Joaquín Rivero, y la familia Sanahuja, han llegado a un acuerdo para repartirse la empresa.

Partición

Metrovacesa mantendrá los negocios inmobiliarios centrados en España, pero asimismo será propietaria de un patrimonio en alquiler en Francia (parte del actual patrimonio de Gecina). La familia Sanahuja incrementará aún más, su actual posición de referencia de Metrovacesa, donde controla actualmente un 39,6% del capital.

Por otro lado, la segunda entidad, Gecina, se quedará con los negocios inmobiliarios centrados en Francia, cuyos accionistas lo serán asimismo de una nueva sociedad española, propietaria de diversos activos de oficinas en alquiler en España (parte del actual patrimonio de Metrovacesa). Rivero y Soler se convertirán en accionistas de referencia de esta segunda sociedad.

Los acuerdos contemplan una serie de operaciones corporativas para conseguir el deslindamiento y la separación efectiva de ambas sociedades y sus activos que en el futuro serán completamente independientes.

Trato igualitario a los accionistas

Dichas operaciones garantizarán que los accionistas minoritarios de Metrovacesa puedan optar por participar, en el futuro, en una, otra o ambas sociedades. Asimismo, garantizarán el trato igualitario a los actuales accionistas minoritarios de Gecina.

De esta forma, los accionistas de referencia, enfrentados desde febrero del 2006, resuelven sus diferencias por el control de la compañía.

El proceso de ofertas competidoras sobre las acciones de Metrovacesa durante el año 2006 condujo, según la inmobiliaria, a una situación accionarial, que ha producido en el órgano de gobierno de la sociedad discrepancias derivadas de distintas concepciones sobre el modelo de desarrollo social, defendidas desde posiciones accionariales de referencia muy significativas.

0 Comentarios
cargando