Tabacos Reig cierra su fábrica andorrana tras 127 años de actividad

1
Se lee en minutos
EUROPA PRESS / ANDORRA LA VELLA

La fábrica de tabaco Hijos de Juli Reig cierra sus puertas después de 127 años de actividad. La producción de cigarros se paralizará a mediados de febrero, lo que conlleva el despido de un total de 23 trabajadores y en estos momentos se está estudiando cual será el importe de las indemnizaciones.

Sin embargo, pese a que la producción de puros se paralizará, la empresa continuará su actividad dedicándose a la comercialización de tabaco hasta que se acabe el stock del que dispone actualmente, según ha avanzado hoy Andorra Televisión.

Desde 1980

La antigua fábrica Hijos de Juli Reig, abrió sus puertas en 1880, en la casa Rafeló, donde actualmente se encuentra el museo del tabaco, trasladándose las instalaciones en 1957 a un local muy cercano al original.

La empresa fue pionera del sector en Andorra. El primer producto de Hijos de Juli Reig fue una pastilla de picadura extra al cuadrado, denominada la Nueva Habana y que durante mucho tiempo fue el emblema de la empresa.

Noticias relacionadas

Sobre todo puros

Después continuó con la producción de tabaco negro, con filtro y sin filtro, rubio y, finalmente, de cigarros. La Escafarlata, Superiores, El Consejero, Dux, Reig Selectos o Don Fernando son algunas de las marcas que se fabricaban, pero en los últimos años la producción se había centrado exclusivamente en los puros.