Ir a contenido

La CNMV deniega la última opa de Sanahuja sobre Metrovacesa

El regulador rechaza la fórmula de la firma catalana para comprar menos del 100%

El organismo obliga al presidente Joaquín Rivero a mantener la contraoferta a 80 euros

SALVADOR SABRIÀ / BARCELONA

El intento de la familia Sanahuja, propietaria de la constructora catalana Sacresa, de lograr el control de su competidora Metrovacesa chocó ayer con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El organismo regulador denegó la solicitud de la firma catalana para ampliar su opa del 20% hasta el 26% del capital social de Metrovacesa, pero con el compromiso de ceder el 0,3% a varias oenegé o pagar parte de la opa con sus acciones, con el objetivo de no verse obligada a presentar una oferta sobre el 100% del capital.

La CNMV no ha aceptado estas fórmulas. A la vez, la Comisión añade que Cresa Patrimonial, la filial de Sacresa, podrá mantener la primera oferta, a un precio de 78,10 euros por acción, o retirarse. Cresa, que dirige Román Sanahuja, anunció ayer mismo que mantiene la opa inicial y que la próxima semana impugnará ante la Audiencia Nacional la decisión de la CNMV. Añadió que sigue considerando que su última propuesta se ajusta a derecho y que es beneficiosa para el accionista.

En el mismo comunicado, Cresa se muestra convencida de que su oferta inicial "será aceptada en una gran parte, alcanzando un porcentaje cercano al 44%". Llegan a esta conclusión teniendo en cuenta varias circunstancias que se dan en esta guerra de opas, como la composición actual del accionariado de la inmobiliaria, la aplicación de las reglas del prorrateo, o el anuncio de las cajas de ahorro presentes en el consejo de Metrovacesa de que acudirán a la contraopa de Rivero y no a la de Cresa.

VÍA JUDICIAL

Además, los responsables de Sacresa mantendrán el recurso que habían interpuesto ante la Audiencia Nacional contra la autorización de la CNMV a la contraopa del presidente de Metrovacesa, Joaquín Rivero, y de su socio valenciano Bautista Soler por el 26% de la inmobiliaria, a 80 euros por acción.

El consejo de la CNMV decidió ayer que esta contraopa "no podrá ser retirada" y debe mantenerse con las condiciones ofrecidas. Esta contraopa fue la respuesta de los directivos de Metrovacesa al primer intento de los Sanahuja de ampliar su participación un 20% más.

Rivero presentó una contraopa por el 26% porque así obligaba a Sacresa a igualarla si quería continuar en la pugna, y, al hacerlo, como ya posee más del 24% del capital, superaría el límite del 50%. En este caso, por ley, estaría obligado a lanzar una opa sobre el 100% del capital, una operación excesivamente cara. Los Sanahuja reaccionaron con la segunda oferta sobre el 26% pero con varias fórmulas para no superar el 50%, que la CNMV no ha aceptado.

MEDIO AÑO

El proceso de opas sobre Metrovacesa ya dura más de seis meses. Los Sanahuja lanzaron su opa el 1 de marzo, que fue respondida el 5 de mayo por Rivero y Soler con una contraopa, lo que les obligó a acudir al proceso de mejoras de ofertas. Además de elevar la retribución a los accionistas, los Sanahuja han optado también por utilizar la vía judicial en todo este proceso, de forma similar a la pugna de Endesa contra Gas Natural.

Se da la paradoja de que si Sacresa se retira de la batalla de opas tendrá la posibilidad de vender parte de sus acciones al propio Rivero, por un precio que supera en 1,90 euros al de la primera oferta de los catalanes. Además, si se tiene en cuenta que parte del 24% que posee actualmente Sacresa lo adquirió en los últimos años a precios mucho más bajos que los actuales (un 6% solo a 27 euros), algunas fuentes calculan que podrían lograr unas plusvalías multimillonarias en caso de vender.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.