Ir a contenido

Pescanova comprará la mitad de las capturas de Tarragona

La cofradía de pescadores invierte 1,3 millones de euros en el proceso

La empresa gallega tiene la intención de exportar la fórmula a otras zonas

ESTHER CELMA / TARRAGONA

La Cofradía de Pescadores de Tarragona venderá la mitad de sus capturas, unas 2.000 toneladas anuales, a Pescafresca, de la empresa gallega Pescanova, a partir de finales de septiembre. El resto se comercializará por la tradicional subasta en la lonja.

Para poner en marcha este sistema pionero, los pescadores tarraconenses han creado la empresa Conpestar SLU y han invertido 1,3 millones de euros en el proceso industrial de limpieza, manipulación y envasado. Es totalmente automatizado para el pescado azul y semimanual para el blanco. El sistema ha sido fabricado expresamente por una empresa de Girona. Además, para almacenar el producto y posibilitar su conservación antes de ser cargado en la flota de transporte de Pescafresa, se ha instalado una cámara frigorífica de 100 metros cuadrados.

La inversión incluye un sistema para la inyección de ozono en el hielo, un moderno método para duplicar el tiempo de conservación del producto. En total, se crearán seis puestos de trabajo y la nueva figura del controlador de calidad. Ambas partes firmaron ayer un convenio, vigente por un año prorrogable.

FONDOS EUROPEOS

El director general de Pesca, Martí Sans, confió en cubrir el 70% de la inversión con fondos europeos y mostró una apuesta clara de la Generalitat por el proyecto, "porque ayuda a reconvertir el sector y no es la ayuda por la ayuda". De momento, Caixa Tarragona ha concedido un crédito de 300.000 euros.

Sans admitió que "el paso de sector primario a terciario tiene sus riesgos". Sin embargo, tanto el director general de pesca, como Esteve Ortiz, patrón mayor de la Cofradía, y Roberto Rodríguez, gerente de Pescafresca, coincidieron en valorar que "el futuro del sector no es la cantidad, sino la calidad". Ortiz recordó: "Más pescado es bajar precios, sufrimos importaciones masivas de pescado y una escalada del coste del gasóleo. Hay que adaptarse a los nuevos tiempos". Sans, que ha participado en las negociaciones, defendió que el acuerdo "se adapta a la perfección a la visión global que tiene el Govern sobre la pesca".

Rodríguez reveló que las negociaciones, que han durado 12 meses, "han sido peor que un parto" porque "los pescadores de todo el mundo, desde Galicia hasta Chile, son muy reticentes a cambiar". Desveló que "aunque primero era muy escéptico, aquí hemos encontrado mucha predisposición".

PLANES DE EXPANSIÓN

La firma gallega tiene la intención de exportar la fórmula a otras cofradías, aunque no se ha empezado a negociar con ninguna. "En unos seis meses, ya se verán los primeros resultados", explicó su gerente. La Generalitat también tendrá observadores cuando se ponga en práctica la fórmula.

Los mayoristas de la venta de pescado, los restaurantes y un sector de los pescadores de Tarragona recelan del nuevo sistema, ya que el producto de mayor calidad se seleccionará directamente para Pescanova. "No será traumático, porque no se trata de restar, sino de sumar, pero es normal que el riesgo de algo tan nuevo genere desconfianza", recalcó Ortiz. El producto final no llevara ninguna referencia sobre la zona de origen. "El pescado de Tarragona ya tiene su propia marca y nosotros la nuestra", afirmó Rodríguez.

Temas: Pescanova

0 Comentarios
cargando