25 sep 2020

Ir a contenido

Zahara, santa y despendolada

La cantante, musa del indie, retoma la gira del disco 'Santa', un retrato tan doloroso como hedonista de la sensualidad

Núria Martorell

Música Directa: Acústico de Zahara / RICARD FADRIQUE

Entre lo divino y lo carnal se encuentra la dulce Zahara. La cantante de Úbeda se autocanoniza 'Santa' en su nuevo disco. El título no es gratuito. No contiene ninguna canción bautizada así, pero resume el concepto del compacto, con su correspondiente transgresión. El trabajo, autoproducido, tiene una versión deluxe con un disco extra de rarezas, acústicos y grabaciones de conciertos, más el poemario 'Salmos' y siete originales portadas intercambiables. Y entre sus canciones nuevas, destacan confesiones como las de 'Inmaculada Decepción', con estrofas que rezan: "Tiro la piedra que rompe la carne [...] / No eres de Dios ni de nadie [...] / No era pecado follar sin conocernos...".

Sus oraciones no acaban aquí. En la pieza 'Hágase tu voluntad' aconseja a un Jesucristo de carne y hueso tener el coraje de sincerarse. Y sin dejar de bailar.

Entre la pureza y el hedonismo despendolado sabe moverse Zahara. Salta de los sintentizadores al sonido más orgánico. La jienense se ha convertido en una imprescindible en los festivales. Lo que no le impide ser crítica con su programación: hay una evidente excedencia de reyes del pop y una escandalosa falta de voces femeninas. ¡La de veces que su nombre es la excepción! "Es evidente que ha de haber un cambio de actitud. El problema de las mujeres es que a muchas les cuesta dar el paso, porque no está normalizado, y el de los hombres es que no lo facilitan", se lamenta.

MÚSICOS CURTIDOS

Zahara logró que 'Santa' se colara en el podio de las listas de ventas (entró en el número tres). Y esta primavera ha iniciado una nueva tanda de conciertos, con una nueva banda formada por músicos curtidos también en otras formaciones: Manuel Cabezali (Havalina), Edu Martínez (La habitación roja, Sidonie…), Ramiro Nieto (The Right Ons) y Chapo González (M Clan, Amaral…).

La treintañera no es ni mucho menos nueva en el negocio. De hecho, saboreó sus mieles y huyó de sus miserias. Cuando formaba parte de la escudería de un sello internacional, se alió con Carlos Jean, padrino del pop naíf, con el que publicó 'La fabulosa historia de Zahara'. Dos de sus temas llegaron a formar parte de la banda sonora de la película 'Tres metros sobre el cielo'. Zahara relata que fue a ver el filme cuando España jugaba el Mundial de fútbol "para estar sola en la sala" y que no la reconocieran. Y una de sus composiciones, 'Merezco', fue la sintonía de la Vuelta Ciclista España.

La musa indie no está dispuesta a malbaratar su creatividad. Valora demasiado la honestidad para andar con negocios traicioneros. "Al final, la honestidad es lo que engancha a la gente", subraya. La autora de títulos como 'La canción más fea del mundo' compuso su primera pieza con solo 12 añitos, mientras se aburría estudiando guitarra. La bautizó 'Una palabra'.

Zahara tiene claro el valor de la palabra. Y no quiere intermediarios en su carrera. Ella misma será su salvación. "Hoy has vuelto a salvarme la vida y tú sin enterarte", canta en 'Caída libre'. La cantautora sintió que caía cuando se vio maniatada por su antigua discográfica. Y supo remontar, consciente de la importancia de una buena red: es una crack en el uso de las redes sociales.