Ir a contenido

Una impresora 3D en el bolsillo

Olo está creando una nueva necesidad 'smart' básica: imprimir objetos en cualquier parte. Esta cajita convierte el móvil en una impresora 3D

Ana Sánchez

Una impresora 3D en el bolsillo

“Queríamos que la impresión 3D fuera asequible y fácil de usar”, adelanta uno de sus creadores, Pietro Gabriele, en el vídeo promocional. “Solo cuesta 99 dólares [unos 87 euros]”, añade el otro ideólogo, Filippo Moroni. Al fin y al cabo, añaden, “la mitad de su 'hardware' ya está en nuestros bolsillos”.  

Parece una cajita de diseño, sin más, pero podría pasar por parte del kit de un mago. Convierte cualquier móvil en una mini impresora 3D. ¿Cómo? Con resinas de luz diurna (en cuatro materiales y cinco colores). “Se endurecen con la luz de la pantalla del móvil”, explica el equipo de Olo, una “fábrica digital”, se autodenomina, con sede en San Francisco. 

Esta caja-impresora se ajusta casi a cualquier móvil (incluidos el iPhone 6S y el Galaxy A7). No pesa ni medio kilo, funciona con cuatro pilas y puede imprimir hasta un volumen de 400 centímetros cúbicos.

 El objeto a imprimir se puede escanear vía 'app', diseñar o elegir de entre algún catálogo 3D, e incluso recibir por mensaje (la 'app' de Olo incluye un “modo sorpresa”: el contenido no se desvela hasta que se imprime). Se da al botón “imprimir”, se coloca la caja sobre la pantalla del móvil y se echa un chorro de resina. Se tapa la caja y a esperar a que aparezca el objeto, tachán.

Los miembros de la firma –confiesan por mail– están “abrumados” por la acogida. Prevén empezar a distribuir sus impresoras en septiembre

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.