Ir a contenido

IDEAS PARA DAR CONVERSACIÓN

El cerebro musical

Prizm es una minicadena de música 'smart' que elige las canciones según los gustos y los ánimos de quien esté en la habitación en ese momento

Ana Sánchez

El cerebro musical

Acaba de ganar un premio de innovación del CES, esa feria tecnológica de Las Vegas que ejerce desde hace años de bola de cristal de 'gadgets'. Es otro aparatito 'smart' al que desviar materia gris: ya ni siquiera habrá que pensar qué música te apetece escuchar.

Nuevo nombre que incorporar al vocabulario musical del buen 'hipster': Prizm. “El cerebro musical”, se autotitula en su web. Es un microequipo de música formato pirámide que “siente” –asegura su mercadotecnia– el estado de ánimo que se palpa en el ambiente. Solo hay que apretar el botón de play. Prizm identifica quién hay en la habitación (a través de los 'smartphones'), cuáles son sus gustos musicales (mediante las 'playlist') e intuye de qué humor están (según el día, la hora y el volumen del sonido que haya en la habitación). Así que vendría a ser como tener a un amigo ejerciendo de dj volviéndose loco con un catálogo de 35 millones de títulos. “Creemos que el contexto juega un papel crucial en el apetito musical –apunta uno de los diseñadores, Morgan Prudhomme–. Porque no escuchas la misma música cuando te levantas que al volver del trabajo o en una cena romántica”. 

¿Que te gusta mucho una canción? Aprietas el corazón. ¿Que no te gusta? Le das a la cruz. Prizm “entenderá que prefieres escuchar rock por las mañanas y jazz por las noches”, describe la web. Los creadores de esta smart-cadena –una 'start-up' con sede en París– empezarán a vender su invento en marzo. “Ya tenemos varios miles de pedidos”, adelanta Pierre Gochgarian, uno de los fundadores. Cuesta 149 €.