Enrique Iglesias: "Yo siempre lo he tenido todo"

Su nuevo disco, 'Sex+Love', incluye colaboraciones con Pitbull, Kylie Minogue o India Martínez

"Me parece bien que se legalice la marihuana. Causará menos problemas", dice el hijo de Julio Iglesias

Enrique Iglesias.

Enrique Iglesias.

11
Se lee en minutos
CARLOS MARCOS

Cuando cerrábamos esta entrevista, desde su compañía de discos me dijeron: “Nada de preguntas personales”. ¿Se trata de una orden suya?

Nooo. Yo creo que es algo que todos los artistas intentamos evitar, ¿no? Es normal. Cuando usted conoce a una persona por primera vez, ¿le pregunta algo personal?

Bueno, ya es la tercera entrevista que le hago a usted, así que igual puedo preguntar cosas personales. Pregunte, pregunte lo que quiera.

Bueno, ya es la tercera entrevista que le hago a usted, así que igual puedo preguntar cosas personales. Pregunte, pregunte lo que quiera.Enrique Iglesias hoy no está especialmente atractivo. Entiéndanme: quedaría finalista (y probablemente ganaría) en un concurso de belleza del hotel londinense donde nos encontramos, pero su rostro ha vivido días mejores. Quizá es el cansancio. Dice llevar 30 entrevistas hoy con la prensa europea para hablar de su nuevo disco,'Sex and Love' (con colaboraciones de Pitbull, Kylie Minogue o India Martínez). Aunque obviamente exagera, la fatiga está dibujada en sus ojos. También desgasta el paso del tiempo. Enrique Iglesias ya no es ese veinteañero impetuoso que se convirtió en estrella del pop a mediados de los noventa. Los próximos serán 38 años. 

Viste su perpetua gorra con la visera extremadamente oblicua, vaqueros y una rebeca gruesa de la lana gris. Muy sencillo. Se muestra amable, incluso va de colega. Y se muestra interesado por cuestiones que pasan en su país (nació en Madrid), ese que pocas veces pisa, ya que vive en Miami.“¿Cuánto puede cobrar un periodista como usted en España?”, pregunta.“Se lo digo si me desvela usted lo que gana”, respondo. Muchas risas. Al final le informo del sueldo medio de un periodista español. Se tapa la boca con la mano y por primera vez en nuestro encuentro sus cansados ojos se abren ampliamente. Sí, Enrique, así están las cosas en la vieja Europa.

Leo su biografía en Wikipedia (un relato muy extenso, por cierto) y en la primera línea ya se cita a su padre. De hecho dice: “Es un cantante y compositor español de música pop, hijo de Julio Iglesias”.

Es que es normal. Mi padre es un gran artista, reconocido en todo el mundo, es muy famoso… Qué quiere que le diga: es mi padre y siempre lo será.

¿Usted ha visto alguna vez a su padre en concierto? Sí, claro. Pero… ¿se refiere a si le he visto últimamente?

No quiero decir cuando era usted pequeño, sino si ha asistido a algún concierto de Julio Iglesias cuando usted ya se dedicaba profesionalmente a la música. La última vez que fui a un concierto de mi padre fue… [cinco segundos de silencio]. Hace mucho, ¿eh? Fue en Málaga, en una plaza de toros. Como en 1995 o 1996.

Eso es hace casi 20 años. ¿Él ha ido a alguno suyo?

Que yo sepa, no.

¿Y eso le molesta?

Para nada, absolutamente no. Ya sé que puede haber gente que igual se cree que estoy mintiendo, pero no. No me molesta que no haya venido a ningún concierto mío. Absolutamente.

Dentro de su curiosa relación, ¿en qué ciclo están actualmente?

Pues muy bien. La relación con mi padre es fácil de explicar, pero igual difícil de entender. Podemos estar mucho tiempo sin estar en contacto, incluso pueden pasar años… Pero aunque no estemos en contacto hay una especie de unión. Le quiero muchísimo y le respeto. Ahora hace tiempo que no le veo ni hablo con él. Y en el inicio de mi carrera pasaron muchos años sin vernos, como 8 o 10 años. Mucho tiempo.

Yo soy padre y necesito hablar todos los días con mi hija.

Yo no soy padre pero cuando lo sea en el futuro seré bastante parecido a usted.

Al principio de su carrera, Julio Iglesias le dijo: “Sin mi ayuda no lo vas a conseguir”. Si no le hubiera dicho eso, ¿usted hubiese triunfado?

Yo creo que sí, pero sin duda esa rabia y esa motivación ayudó. Y esa rabia es la que me sigue empujando. No solo por aquello que me dijo mi padre. Siempre hay cosas en la vida que te tienen que motivar.

  ¿Le confieso una cosa? Cuando dije a mi círculo de amistades que le iba a entrevistar, la mayoría me dijo: “¡Dale caña a ese niño pijo!”.

Me está poniendo usted a la defensiva. El tema es que es muy jodido juzgar a alguien sin conocerle. Creo que mucha gente tiene un concepto de mí simplemente por la familia en la que me he criado. O por lo que dicen en las revistas del corazón… E igual piensan que soy un chico consentido. ¿Qué es exactamente un niño pijo? No considero que pijo sea un insulto. Si significa que es alguien que lo ha tenido todo, sí, yo siempre lo he tenido todo. Me he criado en la familia que me he criado. Pero eso no fue decisión mía. No es mi culpa que mi padre sea Julio Iglesias y mi madre Isabel Preysler. Eso es algo que está fuera de mi control. Lo que no me considero es un chaval consentido.

¿Le molesta que en España, su país, haya un amplio sector que tenga esa idea de usted?

Para nada. Al revés: me motiva para querer hacer más cosas y triunfar. Para decir a esa gente: “Hostia, tíos, igual no lleváis razón, me lo he currado”.

¿Cómo es como persona Enrique Iglesias?

Pues un tío muy normal, tranquilo. Cuando salgo de fiesta hay dos posibilidades: o lo hago en plan tranquilo o en plan heavy. No hay término medio. O en plan suave, para hablar con mis amigos y tomarme una copa, o como se ve en el vídeo de I’m a freak. Mi vida siempre ha sido o blanco o negro. Soy muy de altos y bajos.

Y un privilegiado. Mire, llevo todo el día paseando por Londres y he visto a varios españoles con estudios universitarios acabados trabajando en el sector servicios. Entre ellos, una chica catalana en un McDonalds y un joven de Cáceres en la recepción de este mismo hotel. Eso se parece más a una montaña rusa que lo suyo.

Claro, claro. Tengo a muchos amigos que odian su trabajo pero tienen que ir todos los días para poder pagar su renta y para poder alimentar a sus hijos. Yo hago algo que me gusta y encima me pagan. Es una suerte que tengo.

Las cosas en España están mal. Lo sabe ¿no?

Sí, es verdad que la economía está muy mal. Vivo en Miami y mi familia y mis amigos que viven en España me cuentan que la cosa está mal. También leo las noticias. España es de los lugares que más está sufriendo en Europa. ¿Sabe cuándo lo noté mucho? Cuando fui a la Costa del Sol el pasado verano. Lo notaba en el turismo. Había un turismo internacional grande, pero el español no era el que había visto otros años.

Las dos cosas que más preocupan a los españoles son el paro y la corrupción. ¿Cuáles son sus problemas?

El problema del paro es muy serio. Sobre todo en España. Es un tema que está en la mente de todos. Sobre todo es duro para un chico que está en la universidad y pronto accederá al mercado laboral. Espero que eso cambie cuando se recupere la economía. ¿Qué porcentaje hay de paro en España?

Un 26% de la población en edad de trabajar está en paro. Y entre los jóvenes asciende a un 57%.

¡Un 57%! Qué bestialidad. Joder… Y cuando habla de corrupción, ¿a qué tipo de corrupción se refiere?

Básicamente corrupción en la política. ¿Pero usted no cree que esa corrupción la ha habido siempre?

Yo creo que la corrupción siempre ha estado ahí, pero como ahora la situación económica es mala se nota mucho más y la prensa se está ocupando de que esto salga. Y me parece muy bien que la prensa lo saque. Corrupción no debería haber nunca en el Gobierno. Pero yo he viajado por todo el mundo y la corrupción está en todas partes. Hay muchos gobiernos con su lado corrupto. Yo creo que en España, si hay corrupción, antes o después siempre acaba saliendo. Hay países donde hay mucha corrupción y siguen igual y no ves que se vaya a arreglar.

Hablemos de su nuevo disco, ‘Sex and Love’. Una de las canciones, ‘I’m a freak’, se acompaña de un vídeo donde usted está en una fiesta con mucha bebida y muchas chicas.

El director es un amigo mío. El vídeo está filmado en la casa de uno de sus mejores amigos. Nos encanta la película 'Project X', donde unos chavales hacen una gran fiesta. Queríamos hacer un poco eso. Y no lo queríamos hacer con extras, porque a veces son muchas horas de grabación y los extras acaban hechos polvo y se nota en el vídeo. Entonces lo que hicimos fue una fiesta donde la gente se lo estuviera pasando realmente bien. Una fiesta cachonda, divertida, que fuera real. Hay un momento en el vídeo en el que estoy cantando en el trasero de una chica y se ve cómo miro al director del vídeo y el tipo me dice que siga. Es que nada estaba muy planeado. Era espontáneo. Me lo pasé estupendamente bien en el vídeo porque me parece muy cachondo.

Parece usted un poco Leonardo DiCaprio en ‘El lobo de Wall Street’.

Me encanta esa película. Todos hemos estado alguna vez en una fiesta así ¿no?

Dudo que en una orgía de esas dimensiones haya estado mucha gente.

Es gracioso, porque yo fui a la universidad en Estados Unidos y viví fiestas así varias veces. Igual la fiesta del vídeo es muy a la americana.

¿Quién es la chica a la que usted le da azotes en el trasero?

Es la prima de mi mánager. Mi mánager es mexicano. Ella es mexicana-americana.

Bueno, ahora que está soltero tiene libertad para ser promiscuo. Porque… está usted soltero, ¿no? Al menos eso cuentan varios medios.

No estoy soltero.

O sea, ¿sigue usted con Anna Kournikova, su pareja desde hace 12 años?

Sí, sigo con ella. Mi novia es encantadora y muy divertida. Sabe perfectamente que es solo un vídeo.

Algunos sectores tachan el vídeo de sexista.

No lo creo. También se criticó mucho el vídeo de Robin Thicke, Blurred lines, e incluso la película de Scorsese. Yo nunca pondría en un vídeo a una mujer en una posición o en una situación que ella no quisiera o que se sintiera incómoda. Es que es solo un vídeo de una canción: no hay que tomárselo demasiado en serio.

Le informo de tres temas candentes en España, a ver cuál es su opinión. La ley del aborto es ahora más restrictiva.

Yo creo que la mujer tiene que decidir. Ellas tienen que decidir.

El debate sobre la independencia de Catalunya.

Yo no soy político y no vivo en Catalunya, por lo tanto me cuesta tener esa mentalidad catalana. Tengo una mentalidad de español. Me gustaría ver que España está unificada y no separada.

Y la legalización de la marihuana. En Uruguay se ha legalizado, en algunos lugares de EE UU también y, sin embargo, en España se va a endurecer.

 A mí no me parece mal que se legalice. Yo creo que causará menos problemas si se legaliza. Hay cosas mucho más peligrosas que la marihuana. Es contradictorio que puedas ir a un bar y beberte una botella de vodka y no puedas fumarte un porro. Cuando salgo con mis amigos, siempre los que fuman porros son más pacíficos y los que beben alcohol son los que siempre se pelean. Eso pasa, por alguna razón. No sé...

¿Y usted en qué bando está?

Le digo una cosa. Tuve una etapa en la que intenté fumar marihuana, pero no me sentaba bien. Me entraba muchísima ansiedad. Así que yo me tomo copas.

Le voy a decir declaraciones que se le atribuyen a usted y son bastante sorprendentes, para que me informe si es cierto o falso. La primera: “Estoy escribiendo una novela”.

Mentira.

"La tengo muy pequeña”.

Depende de con quien la estés comparando [Risas].

“Kate Moss me tiró una bebida en la cara”.

Mentira… No me tiró una bebida. A lo mejor me tiró algo, pero no lo digo.

“Hablo chino”.

No.

“Como cantante era realmente pésimo”.

Eeeeeee. Incorrecto.

“Soy el tío más pobre con un avión privado”.

Probablemente.

“Me retiraré a los 40 años”

Eeee. Eso lo dije. Pero ahora pienso que no me retiraré.

“Me gusta llevar tanga”.

Noticias relacionadas

[Risas] Mentira [más risas].

Es la tercera vez que nos interrumpe una representante de la compañía en Londres para que acabemos la entrevista. Antes de despedirnos, Enrique Iglesias me pregunta: “¿Ha entrevistado alguna vez a Diego Costa? ¿Le conoce?”. “Me gustaría, pero no”, respondo. “Es que me encantaría saber cómo es ese tío. Dolió mucho la derrota de España ante Brasil por 3-0 en la Copa de Confederaciones. Estaría bien que llegásemos a la final del Mundial contra Brasil y ganar 1-0 con gol de Diego Costa a pase de Xavi. Estaría muy bien…”. 

Temas

Dominical