Ir a contenido

David Solans: "No creí que hacer una película fuera un trabajo tan bestia"

Se estrena en el cine Interpretando al hijo de José Coronado en el thriller meditarráneo 'Fill de Caí', el primer largo de Jesús Monllaó

LUIS MIGUEL MARCO / Barcelona

 

El debut como director de Jesús Monllaó y el suyo como actor. ¿Contento de acudir a aquel 'casting' en Tarragona?

Muy satisfecho. Vi el anuncio en Internet e insistí a mis padres para que me llevaran aunque no tenía ni idea de qué iba la película ni nada. Pasé una primera prueba y la segunda fueron siete horas delante de la cámara, improvisando. Querían ver el aguante que tenía antes de comenzar el rodaje. Lógico, con todo lo que vino después. Fueron tres meses de trabajo. Para no perder los estudios, tuve un profesor.

¿Se imaginaba así el cine por dentro?

No creí que fuera un trabajo tan bestia. Tuve que trabajar mucho la evolución de mi personaje, Nico.

Un adolescente cabroncete que quiere hacerle jaque al rey a su padre, José Coronado. ¿Qué tal con el ajedrez?

Solo sé las reglas básicas. Soy muy malo. Para rodar las escenas que se ven en pantalla tuvimos que memorizar los movimientos de las partidas rápidas. Son partidas reales de campeonatos.

¿Y que tal con Coronado?

Es un caballero, encantador. Aunque con quien comparto más escenas es con Julio Manrique, al que ya admiraba de las series de tele como 'Porca Misèria' (TV-3). Es una lástima pero no le pude ver en 'Incendis'.

¿Leyó la novela de Ignacio García Valiño en la que se basa la pelicula?

No. Jesús, el director, me dijo que no lo hiciera ,porque me influiría. El autor estuvo con nosotros en la presentación en el festival de cine de Málaga. Ahora sí lo haré.

¿La acogida allí fue muy buena?

Es un público muy entregado. Todo el equipo se sintió muy arropado. Allí gustó mucho.


¿Qué cine le gusta?

Soy un poco 'friki' y me gusta el terror, pero más el psicológico que el gore. Películas como 'La niebla' o 'El silencio de los corderos' son un peliculón. También un clásico como 'La naranja mecánica', de Kubrick. No sé pero me va lo oscuro.

El rodaje de este 'thriller¿ mediterráneo ha sido en la Costa Daurada. ¿Buen escenario?

Las localizaciones son increíbles. La casa de Tamarit frente al mar donde rodamos, con una piscina que se confunde con el mar, es una pasada. La verdad es que he descubierto rincones increíbles de Tarragona.

Tiene 16 años. Está en primero de Bachillerato. ¿Su intención es estudiar...?

Quiero hacer cine en la ESCAC. Me interesa mucho el trabajo detrás de la cámara: el guion, la dirección de fotografía, el montaje... En este rodaje he estado hablando mucho también con los técnicos.


¿Es algo nuevo?

Qué va. En Vilassar de Mar, de donde soy, siempre estaba desde pequeño grabando con una cámara de vídeo y haciendo mis montajes. He crecido con ello. No me gustaba el fútbol. De hecho, con un amigo tenemos entre manos el guion de una peli de terror.


¿Alguna afición más, aparte de asustar al personal?

Bueno. La música. Toco la batería. Soy percusionista del grupo El Veïnat de Vilassar de Mar. Hacemos reggae y ska catalán.

0 Comentarios
cargando