UN PROYECTO PARA LA INTEGRACIÓN

Sopa de culturas

9 Barris Acull trabaja para que la diversidad sea asumida como una riqueza social

Crea espacios de encuentro entre vecinos

Se lee en minutos

SARA GONZÁLEZ
BARCELONA

Un barrio es como una gran olla en la que los ingredientes van cambiando pero con una cocción lenta y mucho afecto puede resultar apetitosa. Esta es la filosofía y la esencia de la red 9 Barris Acull, una entidad que nació hace casi una década con la firme apuesta de fomentar la convivencia en los barrios y trabajar para que la diversidad sea, a los ojos de cualquier vecino, el sabroso elemento de la macedonia social.

Conocer el caleidoscopio por el que las distintas culturas ven el mundo, intercambiar experiencias y saberse poner en el lugar del otro son tres pilares de integración en un barrio. Las entidades de Nou Barris, un distrito con una gran fuerza asociativa, detectaron hace años la necesidad de dar una respuesta a la nueva realidad de su entorno, que se caracterizaba por una importante llegada de vecinos provenientes de otros países.

9 Barris Acull trabaja para integrar a los recién llegados al distrito ofreciéndoles desde cursos de castellano hasta asesoramiento jurídico, pero también se dedica a poner a disposición de los vecinos y entidades los recursos necesarios para que comprendan el nuevo contexto social y a tender puentes de encuentro entre todos los vecinos. Sean como sean y vengan de donde vengan. Unas 60 entidades –desde asociaciones de vecinos a agrupaciones culturales– trabajan a día de hoy bajo el paraguas de 9 Barris Acull.

El Festival de Sopes del Món Mundial, que se celebra en el casal de barrio de Prosperitat cada mes de marzo, es la máxima expresión de la razón de ser de la red.«Las sopas son una excusa para salir a la calle y compartir. Es un plato universal que se elabora con ingredientes que se tienen en casa, que necesita un tiempo de elaboración y de cocción, como la convivencia misma»,explica Andrea Borison, técnica de la asociación, que recuerda que, con la crisis,«han resucitado viejos estereotipos y tópicos que hay que erradicar».Para ello recurren a la experiencia migratoria de la base social de Nou Barris.«Recordar lo que uno vivió hace décadas puede ser un gran recurso para entender a los que llegan hoy»,dice.

Más allá del festival de sopas o de la celebración del final del Ramadán, entre otras, el objetivo es que todos se sientan parte de la fiesta y la sientan suya, del barrio.

Noticias relacionadas

Conocer las costumbres

Inés tiene 39 años y hace 10 años que llegó al distrito procedente de Ecuador. El servicio jurídico de 9 Barris Acull le ayudó a hacer los trámites de reagrupación familiar.«Pero también me ha ayudado en otras cosas. Por ejemplo, a entender las costumbres de la gente de aquí. Yo vengo de una cultura donde se tiene por costumbre hacer mucho ruido, algo que aquí no se puede hacer y que yo no sabía cuando llegué»,explica Inés.