24 oct 2020

Ir a contenido

    REPERCUSIONES DE LA DIADA

    Los organizadores de la marcha de la Diada reiteran a Mas que quieren un referendo para el 2014 a más tardar

    La Assemblea Nacional advierte al 'president' de que "la independencia es irrenunciable" y pide que las próximas elecciones "sean plebiscitarias"

    La entidad entiende que un adelanto de los comicios pueda variar los plazos que propone para organizar una consulta popular

    RAFA JULVE / Barcelona

    Los representantes de la  Assemblea Nacional Catalana (ANC), organizadora de la masiva manifestación independentista que tuvo lugar con motivo de la Diada, han salido muy satisfechos de su reunión con el  Artur Mas en el Palau de la Generalitat. La presidenta de la entidad, Carme Forcadell, ha explicado en rueda de prensa que le han trasladado al 'president' que la "independencia es irrenunciable", que el pacto fiscal se queda corto, y le han reclamado "que las próximas elecciones catalanas sean plebiscitarias" para que se vea quién está a favor y quién está en contra de la autodeterminación. También han insistido en su idea de celebrar un referendo en el 2014, aunque entienden que los acontecimientos de los últimos días pueden llevarles a exigir que se aceleren las fechas. 

    Por su parte, el portavoz del Govern, Francesc Homs, ha comentado que "conviene sumar a más gente en esta causa [soberanista]" y que la ANC puede hacer "un camino muy razonable" en este sentido. Ha valorado el encuentro mantenido con los impulsores de la marcha soberanista y ha lamentado que "el Gobierno central se entozudece en no querer escuchar y por eso tiene todo los números para equivocarse en las decisiones a tomar".

    "Si asumimos que ha habido un cambio de rasante, es entendible pensar que eso variará" las propuestas electorales de los partidos para los próximos comicios, ha reconocido Homs, que no ha querido entrar a analizar más esta cuestión (en su caso, lo ha dejado en manos de las reuniones que pueda mantener CiU) y también ha insistido en que "hay preguntas que aún no tienen respuesta", por lo que no ha querido hablar de plazos.

    No obstante, el portavoz del Govern sí que ha admitido: "Siempre hemos contemplado la posibilidad de consultar a la ciudadanía", y ha recordado que el Ejecutivo está preparando la ley de consultas. Sin embargo, ha insistido en que por ahora no se plantean ningún plazo en concreto. También ha reprochado que ningún miembro del Gobierno central asistiera ayer en Madrid al desayuno coloquio en el que argumentó sus reivindicaciones a favor de que Catalunya tenga "estructuras de Estado".

    La hoja de ruta

    En la reunión con Mas, a la que también han asistido otros cuatro miembros de la ANC, Soledat Balaguer, Blanca Serra, Ricard Gené y Marc Ricart, los impulsores de la marcha por la independencia han aplaudido que el presidente ratificara ayer en Madrid su apuesta por el Estado propio y le han reiterado que la hoja de ruta de la asamblea pasa ahora por "extender la mayoría social" y convencer a los indecisos para que, "cuando se haga un referendo", algo que han dado por hecho, "haya una mayoría avasalladora a favor del sí".

    Forcadell también ha comentado que tienen previsto hacer una consulta sobre la independencia para la próxima primavera y que en el 2014 cuentan con que el Govern organice un referendo, pero que se adaptarán a los acontecimientos y, si hay elecciones anticipadas, variarán su agenda. En todo caso, el proceso hacia el Estado muy propio "no puede ser largo en el tiempo", ha advertido.

    "Mantener la ilusión"

    "El 'president' nos ha pedido que mantengamos la ilusión, y nosotros se lo hemos pedido a él. También nos ha solicitado que vayamos juntos sociedad civil y Govern, algo en lo que estamos totalmente de acuerdo", ha aseverado Forcadell, quien ha valorado que Mas "ha estado a la altura de las circunstancias".

    La ANC, que ha dado por hecho que el Gobierno central no apoyará su propuesta, ha expresado su "agradecimiento al pueblo catalán por su histórica respuesta ante el crucial momento que está viviendo el país" y ha destacado la "madurez" del pueblo catalán, "una prueba clara de que la sociedad catalana está preparada para dar el paso". Según la entidad, "este 11 de septiembre ha marcado ya un punto de no retorno en el proceso de emancipación catalán, al convertirse en la mayor movilización de la historia del país, bajo un lema inequívocamente independentista".