Ir a contenido

    Catalunya clama por la independencia

    1,5 millones de personas, según la Guardia Urbana, y 600.000 según la Delegación del Gobierno marchan por Barcelona entre un mar de 'estelades'

    Una delegación de la Assemblea y de la Asociación de Municipios Independentistas se ha visto obligada a dejar la marcha para poder llegar al Parlament

    La manifestación de la Diada ha discurrido lentamente y sin incidentes tras su inicio, poco antes de las 18.00 horas, en la confluencia entre las calles de Casp y Pau Claris bajo el lema 'Catalunya, nou estat d'Europa'. Una riada de 'estelades' y 'senyeres' --un millón y medio de personas, según la Guardia Urbana y 600.000 según la Delegación del Gobierno-- ha desbordado las calles del centro de Barcelona en un ambiente festivo con proclamas a favor de la independencia 

    La cabecera de la manifestación, ha sido encabezada por la plataforma organizadora, la Assemblea Nacional Catalunya (ANC), que ha considerado un éxito la convocatoria. Por detrás, a bastante distancia, se ha situado una nutrida representación de 'consellers' del ejecutivo catalán, de partidos como ERC e ICV. Aunque no ha acudido a la manifestación el presidente de la Generalitat, Artur Mas, también en esta segunda línea figura su esposa, Helena Rakosnik, el expresidente catalán Jordi Pujol y el alcalde de Barcelona, Xavier Trias.

    Ante la gran afluencia, Protección Civil ha recomendado, poco después del inicio de la marcha, que se dejara libre Via Laietana para que la manifestación pudiera avanzar, ya que minutos antes de echar a anchar ya estaba llena hasta los topes. Ante la imposibilidad de avanzar, la cabecera de la manifestación no ha podido llegar al Parlament, por lo que una representación de la ANC y de la Asociación de Municipios Independentistas (AMI) ha abandonado la marcha para dirigirse por un atajo al Parlament y leer el manifiesto final.

    Las 'senyeres' y 'estelades' han conquistado las calles en un ambiente festivo en el que han participado centenares de miles de personas llegadas desde toda Catalunya. Un amplio abanico de participantes entre los ha destacado la presencia de gran múmero de familias con niños y también personas mayores. La multitud ha desborado las calles gritando consignas de 'Independencia', 'Mas lidera o dimite', 'Español el que no vote'. Y no han faltado pancartas con lemas como 'Freedom for Catalonia' y otras relacionadas con la situación económica, como 'Se vende España: 0'0001 euros', y con el pacto fiscal.

    EL CENTRO, DESBORDADO

    La convocatoria ha colapsado el centro de Barcelona, así como las calles adyacentes en dirección a Pau Claris y Via Laietana. Y media hora después del inicio de la manifestación, a las 18.30 horas, todavía seguía llegando gente desde Diagonal hasta paseo de Gràcia. 

    Esta gran afluencia se ha hecho notar ya desde primeras horas de la terde, cuando autobuses de toda Catalunya han llenado las calles cercanas al recorrido de la manifestación. Los emplazamientos fijados por el Ayuntamiento de la ciudad para el aparcamiento de los autocares estaban ocupados desde primera hora de la tarde. Así, el aparcamiento de autocares en el Eixample Esquerre estaba al completo cuando faltaban 10 minutos para las cinco de la tarde, según ha informado la Guardia Urbana. 

    Cuatro de los autocares fletados se han visto involucrados en un accidente de tráfico en la C-33 a la altura de Mollet del Vallés. En la colisión han resultado heridas leves siete personas, pero ha sido un accidente más aparatoso que grave.

    La masiva participación en la marcha también ha obligado a cortar totalmente la circulación desde las 17.00 horas entre la plaza de Catalunya y Diagonal y en las calles transversales, concretamente en Gran Via, entre Balmes y Pau Claris, y Aragó, entre paseo de Sant Joan y paseo de Gràcia, según el Ayuntamiento. Ir en metro o a pie son las dos alternativas que se han recomendado para llegar al centro.

    COLAPSO EN EL METRO

    Sin embargo, el transporte alternativo también ha sufrido el colapso. Las líneas de metro no han dado a basto  y los andenes estaban al completo una hora antes del inicio de la marcha. Los usuarios de las líneas de metro L-1, L-3 y L-5 destacaban vía twitter que en los vagones no cabía ni un alfiler. La situación ha llevado a muchos usuarios a bajar en la parada de Espanya (L-3 / L-1) y seguir el camino a pie. También los FFCC se han visto desbordados.

    Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.