La gran decisión

Vivió Leo Messi su temporada más extraña. Quiso irse del Barça, pero no lo dejaron. En agosto del 2020, envió un burofax a Bartomeu para marcharse. En marzo del 2021, se abrazó a Laporta. El 5 de agosto, el club anunciaba que Messi no seguirá ligado al equipo al no poder formalizarse su nuevo contrato "debido a obstáculos económicos y estructurales, normativa de LaLiga española".

Leo renovó en junio. Se quedaba en Barcelona hasta que el 5 de agosto...

Llegó el desenlace

El FC Barcelona anunciaba a media tarde en un comunicado que el jugador argentino no seguirá ligado al club, al no poder formalizarse su nuevo contrato "debido a obstáculos económicos y estructurales, normativa de LaLiga española".