Fútbol

Mbappé, Dembelé, Thierry Henry… El fútbol francés contra la extrema derecha

La selección española no entrará en política como Mbappé: "Lo nuestro es el balón"

Mbappé enciende la alarma política en Francia: "Los extremos están a las puertas de tomar el poder"

Kylian Mbappé, futbolista de la selección francesa.

Kylian Mbappé, futbolista de la selección francesa.

Leticia Fuentes

Leticia Fuentes

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Hace tiempo que en Francia, el fútbol dejó de ser solo deporte. Lilian Thuram, Karim Benzema, Dembelé, Kylian Mbappé… han sido muchos los deportistas que, en situaciones sociopolíticas clave de Francia, han dado un paso al frente. 

Este domingo, tras las declaraciones de Marcus Thuram y Dembelé, Mbappé se sumaba al llamado de los jugadores a "votar contra los extremos" en las próximas elecciones legislativas adelantadas del 30 de junio. “La situación política es más importante que el fútbol ahora mismo”, afirmó el nuevo fichaje del Real Madrid, y eso le llevó a animar a los jóvenes a votar, pero también a posicionarse. 

“Espero que después del 7 de julio podamos seguir sintiéndonos orgullosos al llevar la camiseta de Francia. (...) No me gustaría representar un país que no representa nuestros valores”, sentenció Mbappé tras ser preguntado por las declaraciones de su compañero Marcus Thuram, quien pidió de manera clara y contundente, no votar a Reagrupación Nacional. 

"Me enteré de los resultados electorales después del partido ante Canadá y todos nos quedamos un poco impactados. Es la triste realidad de nuestra sociedad hoy. (...) Creo que tenemos que ir a votar todos, decirle a todos que vayan a votar. Y, sobre todo, como ciudadanos, debemos luchar a diario para que esto no vuelva a suceder. Para que no pase el RN", afirmó Thuram. 

A diferencia de su compañero, Mbappé no habló de la extrema derecha como tal, pero por la pregunta de los periodistas y el contexto, se entendió que se refería a eso. Aunque, al hablar de “extremos”, no matizó sobre si se refería a todo el espectro político francés o solo a la extrema derecha. Esta fórmula de “extremos” en plural, la suele utilizar el macronismo para referirse, tanto a la extrema derecha como a la extrema izquierda francesa. 

El portavoz de la extrema derecha de Le Pen, Andrea Kotarac, no ha tardado en responder a las declaraciones del jugador: “Su posición va en contra de la de la FFF (…) No es cualquiera. Se le pide que tenga un deber de reserva y no lo cumple. (...) Con este tipo de posición, Kylian Mbappé fractura el país y agrava la situación”, afirmó Kotarac. Ante estas declaraciones, el presidente de la Federación Francesa de Fútbol afirmó que "los jugadores son libres de hablar".

Thierry Henry, otro mítico del fútbol francés, también ha querido pronunciarse: "Comparto todo lo que se ha dicho sobre ese tema que conocéis bien (...) Lo que puede frenar a los extremos es votar. Por tanto, id a votar", añadió. 

El voto joven es muy importante para la extrema derecha francesa; un tercio de los franceses (33%) tiene previsto votar por la lista de la Reagrupación Nacional, el 30% del partido son votantes de entre los de 18 a 24 años y el 28% entre los de 25 a 34 años, según datos de Ipsos. 

Kylian Mbappé sabe de la relevancia del voto joven para las agrupaciones políticas y es consciente de su altavoz. Solo en Instagram, le siguen 118 millones de personas de todo el mundo, pero en Francia mueve especialmente a los jóvenes de 'banlieue'; los más desconectados de la política. 

Mbappé, algo más que un futbolista

No es la primera vez que Kylian Mbappé se pronuncia sobre temas sociopolíticos, ya lo hizo hace un año con las revueltas de Nahel, el joven de Nanterre que murió tras recibir un tiro por parte de un policía. 

“Me siento mal por mi Francia. (...) Una situación inaceptable.” afirmó Mbappé a través de sus redes sociales tras el suceso. Unas declaraciones que le costaron caras, y por las que recibió importantes críticas del lado más conservador del país. 

El joven jugador de tan solo 25 años de edad es un asunto de Estado, o al menos lo es (o era) para Macron, quien ha intentado por todos los medios evitar que migrara al Real Madrid. En febrero de 2024, cuando los rumores de la salida del futbolista del PSG eran más fuertes, Mbappé fue uno de los invitados de honor en la cena de Estado en el Palacio del Elíseo entre el presidente francés, Emmanuel Macron y el Emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al Thani. 

Una cena en la que, solo acudió él como jugador de la selección francesa. El joven compartió mesa con importantes personalidades del mundo de la política, los negocios o la jet set francesa, entre los que se encontraban los empresarios, Bernard Arnaud, director ejecutivo de LVMH, o Xavier Niel, accionista mayoritario del grupo francés de telecomunicaciones Iliad. Precisamente fue en esa cena, donde el presidente Macron le lanzó una advertencia al jugador: “nos vas a meter en problemas otra vez”, ante los crecientes rumores, en aquel momento, de su marcha al Real Madrid.