Playoff de ascenso a Segunda

El Nàstic cae en Málaga (2-1) y tendrá que remontar en casa para lograr el ascenso

Los jugadores del Nàstic saliendo al campo antes del duelo contra el Málaga

Los jugadores del Nàstic saliendo al campo antes del duelo contra el Málaga / Nàstic de Tarragona

El Periódico

El Periódico

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El Nàstic se marchó vivo de La Rosaleda. Con la victoria por la mínima (2-1), el Málaga encaminó su ascenso a Segunda División pero deberá sentenciar la eliminatoria en el Nou Estadi la próxima semana.

Hubo mucha dureza y el Nástic revivió los fantasmas del pasado. De nuevo, volvía a ser víctima de un error arbitral garrafal. Al filo del descanso, cuando el equipo catalán estaba consolidando estoicamente el empate, el colegiado señaló un córner. Mientras el Málaga se disponía a sacar desde la esquina una pelota estaba paseándose dentro del área.

Los jugadores del Nástic se colocaban con calma dentro del área esperando a que se pudiera efectuar el córner tras sacar el esférico. Sin embargo el Málaga se adelantó y les pilló a contrapié, anotando un gol totalmente ilegal que subió al marcador. Reclamaron con todo tal injusticia, pero sin VAR, el colegiado no revisó la acción. Con el 1-0 los dos equipos se marcharon camino de vestuarios.

El segundo tiempo empezó con los catalanes aún indignados. Y el Nàstic tiró de honor. La historia no se iba a repetir, al menos iban a luchar contra todo hasta el último momento. David Concha recogió el balón dentro del área y con un chut cruzado superó con carácter toda la defensa malagueña para volver a poner el empate en el marcador. Fulminó la portería y la red.

Nuevo error

El 1-1 era una nueva oportunidad de hacer las cosas de otra manera. Sin embargo, un nuevo error, esta vez, dentro de la propia área, fue demoledor. Pablo Trigueros agarró tan excesivamente de la camiseta a Einar que el colegiado señaló la pena máxima. Desde los once metros, la estirada de Varo adivinó las intenciones del malaguista, pero fue estéril. De nuevo, el Málaga se volvía a adelantar en el luminoso.

Le quedan 90 minutos al Nàstic para darle la vuelta a la eliminatoria. Y lo vivirá en casa. Hay tiempo y fuerzas, ahora solo falta que el fútbol les dé la oportunidad. Si ganan estarán en Segunda.

TEMAS