Gesto solidario

Vídeo | El Cádiz Club de Fútbol evita el desahucio de una mujer de 88 años comprando su piso

Su fundación ha adquirido y cedido la vivienda por 147.000 euros para que María se quede en ella de forma indefinida pagando su renta antigua de 97 euros mensuales

La chirigota infantil de Cádiz que canta en catalán y en euskera

María Muñoz, con la bufanda del Cádiz, junto a algunas familiares.

María Muñoz, con la bufanda del Cádiz, junto a algunas familiares. / EL PERIÓDICO

El Periódico

El Periódico

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La Fundación Cádiz Club de Fútbol ha solucionado el problema que desde hace años acuciaba a María Muñoz, una vecina de Cádiz de 88 años que iba a ser desahuciada de su vivienda el próximo 27 de junio, ya que ha comprado el piso para que la mujer pase en él el resto de su vida.

El presidente del Cádiz CF, Manuel Vizcaíno, su vicepresidente, Rafael Contreras, y el gerente de la Fundación Cádiz CF, Pepe Mata, dieron ayer la sorpresa a María, tras firmar el contrato de arras con el que la entidad compra el piso en el que la mujer vive desde 1967 y del que estaba a punto de ser desahuciada en cumplimiento de una sentencia.

La compra pone fin a la lucha de María y de sus tres hijas, a la que se había sumado una ola de solidaridad tanto de sus vecinos del barrio de El Pópulo como de entidades como el Defensor del Pueblo o Apadrina un Abuelo. María vive en esta casa desde el año 1967, cuando la alquiló con su marido.

Pero cuando hace unos años su marido falleció, no completó el trámite para subrogar el contrato de alquiler de renta antigua, algo que permitía la ley de 1964 que la amparaba, y quedó en un limbo legal.

Plazo de dos años

Los dueños de la casa son también los propietarios de todo el edificio y quisieron venderlo entero, pese a que allí vive María y otro inquilino de renta antigua como ella.

Al no conseguirlo, decidieron venderlo piso por piso, tras lo que algunos de ellos se han reconvertido en manos de los compradores en viviendas turísticas.

A María le dieron un plazo de dos años para que encontrara otra casa, un tiempo tras el que los propietarios iniciaron un proceso judicial que ha concluido en la sentencia por la que la mujer iba a ser desahuciada el próximo 27 de junio.

En este proceso, los dueños del piso le ofrecieron otras posibilidades, como venderle la casa por 147.000 euros, pero la mujer y sus tres hijos dijeron que no tenían posibilidades de comprarla. En el camino incluso un constructor ofreció a María una casa que aún estaba en construcción, con lo que la solución no llegaba a tiempo.

Trámites en marcha

La Fundación Cádiz CF sí ha llegado a tiempo y ayer informó a la hija de María de que habían firmado el contrato de arras con el que la Fundación ha comprado la vivienda por 147.000 euros para que María se quede en ella de forma indefinida pagando su renta antigua, de 97 euros mensuales.

Los propietarios de la vivienda han tramitado ya una petición al juzgado para que suspenda el desahucio.

Eva Orihuela, hija de María, se ha mostrado muy agradecida al Cádiz CF y a todas las personas e instituciones que se han solidarizado con su madre. Y ha anunciado que se mantiene la movilización que habían convocado el 26 de junio porque asegura que en el barrio "hay más Marías".