Atletismo

Mohamed Attaoui, subcampeón de Europa de 800 metros

Los otros dos españoles en la final, el salmantino Álvaro de Arriba y el gallego Adrián Ben, fueron cuarto y sexto, respectivamente.

Peleteiro gana el primer oro para España y confirma su recuperación antes de París

Mohammed Attaoui, Gabriel Tual y Catalin Tecuceanu.

Mohammed Attaoui, Gabriel Tual y Catalin Tecuceanu. / REUTERS/Kai Pfaffenbach

El Periódico

El Periódico

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El cántabro Mohamed Attaoui se proclamó este domingo subcampeón de Europa de 800 metros, al terminar segundo con un tiempo de 1:45.20 la final continental disputada en el Estadio Olímpico de Roma.

Attaoui, de 22 años, fue de menos a más en la carrera y, pese a llegar a ser séptimo al paso de los 500 metros, supo aprovechar su momento para cambiar el ritmo y, confiado en sus fuerzas, protagonizó una tremenda remontada por fuera que pilló desprevenidos al resto de participantes.

El cántabro, del ON Athletics Club y entrenado por el alemán Thomas Dreissigacker, paró el crono en 1:45.20, solo superado en meta por el francés Gabriel Tual con 1:44.87. El bronce fue para el italiano Catalin Tecuceanu con 1:45.40.

España, cerca de las medallas

Los otros dos españoles en la final, el salmantino Álvaro de Arriba y el gallego Adrián Ben, fueron cuarto y sexto, respectivamente. Álvaro de Arriba, entrenado por Juan Carlos Fuentes, mejoró los dos séptimos puestos continentales de Amsterdam 2016 y Berlín 2018 y cruzó la meta cuarto con 1:45.64.

"Contento con el cuarto puesto. Una pena quedarme cerca de las medallas. La nota es sobresaliente. No pongo el diez por la falta de la medalla. Estoy contento a mes y medio de los Juegos Olímpicos", dijo Álvaro de Arriba, al llegar a meta.

Adrián Ben, campeón de Europa de pista cubierta en Estambul en 2023, no tuvo su mejor carrera, desde el principio estuvo en la cola del grupo y acabó sexto con 1:46.54 lejos de las opciones de medalla.

"Las sensaciones no han sido las mejores del mundo desde el inicio. El pequeño gran toque, que casi me lleva al suelo, es lo que ha terminado con mi carrera porque cuando cambió al ritmo Álvaro me costó. Las piernas no me respondían. Para estar hace una semana con gripe y en el momento que estamos de la temporada no puedo ser egoísta. No hay que ser malo o castigador con uno mismo", comentó Ben.