Ciclismo

Carlos Rodríguez gana la última etapa del Dauphiné

Primoz Roglic salva por los pelos la victoria final, aunque levanta algunas dudas de cara al Tour como Remco Evenepoel.

Carlos Rodríguez, en el podio

Carlos Rodríguez, en el podio / ASO

Sergi López-Egea

Sergi López-Egea

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Carlos Rodríguez ha ganado este domingo la última etapa del Critérium del Dauphiné donde Primoz Roglic pasó por más apuros de los esperados para salvar su victoria en la clasificación general aunque dejó algunas dudas, al igual que Remco Evenepoel, de cara al Tour que empieza en tres semanas en la ciudad italiana de Florencia.

En un enclave histórico como era la cima del Plateau dels Glières, recuerdo de la resistencia francesa y de los republicanos españoles que lucharon contra los nazis, Rodríguez se reivindicó al aguantar el ataque del estadounidense Matteo Jorgenson, que quería incorporar a su palmarés el Dauphiné después de haber logrado el triunfo en la París-Niza en el mes de marzo. Roglic no pudo aguantar el ritmo, se descolgó y se dedicó a luchar por no perder el jersey amarillo que salvó por apenas 8 segundos.

Rodríguez ha ganado la última etapa del Dauphiné después de haber logrado en abril el triunfo en la clasificación general del Tour de Romandía y llegará al Tour como líder del conjunto Ineos, después de que el año pasado se convirtió en la revelación de la carrera donde se impuso en la etapa alpina de Morzine por delante de Tadej Pogacar y Jonas Vingegaard.

Quedan tres semanas y, evidentemente, Roglic y también Evenepoel tienen tiempo de sobras para mejorar el rendimiento. Evenepoel, a pesar de ganar la contrarreloj del miércoles, ya ha afirmado en Francia que había llegado al Dauphiné falto de forma después de no haber podido correr nada tras verse envuelto en la caída de la Itzulia que también afectó a Roglic, a Evenepoel y a Vingegaard.

La carrera ha servido, aparte de evidenciar el buen estado de forma de Rodríguez, para que Oier Lazkano (Movistar) se reivindicase como un corredor válido para una carrera de una semana y con muchos puntos a favor para poder destacar el mes que viene en el Tour, a pesar de que en la última etapa sufrió el desgaste de la semana de competición.

Juan Ayuso tuvo que abandonar el viernes después de caer con varios ciclistas más en la quinta etapa, que tuvo que suspenderse ante la falta de ambulancias para proteger a los corredores. El UAE, su equipo, indicó que se iba para casa como precaución de cara al Tour donde correrá en la misma escuadra que Pogacar.

Curiosamente, Jorgenson corría el año pasado en el Movistar, equipo que no pudo cerrar el fichaje de Rodríguez y se apunta como la alternativa del Visma para la general del Tour en el supuesto de que el estado de forma de Vingegaard no sea el deseado tras el accidente en el País Vasco.

La clasificación final.