NBA

Los Mavs liquidan a los Wolves y pelearán por el anillo

Los de Doncic se impusieron 100-124, cierran la serie 4-1 y se verán las caras con los Celtics para ser los nuevos campeones

Un instante de la serie entre Mavs y Wolves.

Un instante de la serie entre Mavs y Wolves. / EFE

EFE

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Los Dallas Mavericks de Luka Doncic y Kyrie Irving arrollaron 103-124 este jueves a los Minnesota Timberwolves para ganarse una plaza en la final de la NBA que disputarán contra los Boston Celtics. Doncic e Irving sumaron 72 puntos para ganar en el quinto partido contra Timberwolves el pase a la serie final con los Celtics de Boston.

El esloveno se apuntó el doble doble de 36 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias, mientras que Irving agregó los mismos tantos, 4 rebotes y 5 asistencias. PJ Washington añadió 12 puntos y Daniel Gafford 11. Por los locales, Karl Anthony Towns y Anthony Edwards hicieron 28 puntos cada uno.

Los Timberwolves iban perdiendo 3-0 en la serie cuando resucitaron el martes al vencer a los Mavericks 105-100 en el cuarto partido de la serie. Los Mavericks no han llegado a la final desde la temporada 2010-2011, cuando ganaron su único campeonato NBA.

Doncic, quien como Irving se culpó de la derrota el pasado martes, sumó 12 puntos, 6 de ellos de dos triples, en los primeros minutos de juego, con lo que los visitantes declararon sus intenciones (8-16). El entrenador de los Timberwolves, Chris Finch, pidió su primer tiempo muerto y en un abrir y cerrar de ojos los locales empataron a 18. Pero el exmadridista esloveno acertó otros dos triples consecutivos para devolver una ventaja considerable a los texanos e Irving cerró el marcador del cuarto inicial con una entrada (19-35). Doncic concluyó el primer segmento con más tantos (20 con 72.7% de aciertos) que todo el equipo local.

El segundo parcial comenzó explosivo con un tiro con paso atrás de Irving, triple de Maxi Kleber y los locales con estadísticas de tiro deprimentes (14.3% en triples y porcentaje de 31 en total). Las dos defensas cerradas obligaron a alargar los pases en ataque para ambas escuadras, pero era Dallas la que conservaba un abrumador liderazgo antes de llegar al ecuador del segundo cuarto a pesar de unos brillantes minutos de Towns (32-49). Triples de Doncic (25 puntos y 5 triples en la primera mitad) e Irving (19) consiguieron que los Mavericks llegaran al descanso con unos abrumadores 29 puntos arriba (40-69). Los Mavericks inscribieron porcentajes de acierto por encima de 60 mientras que los Timberwolves registraron un triste 34,9% de éxito con un lamentable 16,7% (2 de 12 intentos) en triples.

Doncic sirvió un pase que Washington convirtió en “alley oop” y la siguió metiendo para llegar a sus 29 puntos personales a minuto y medio de comenzado el tercer cuarto. El entusiasmo que los aficionados del Target Center de Minneapolis habían mostrado desde el comienzo del partido se apagó cuando Doncic llegó a sus 31 puntos para imponer una ventaja de 36 tantos (46-82). Tres triples de Edwards en un par de minutos hicieron poca mella a los dominadores visitantes (60-87), pero fueron suficientes para que el entrenador de Dallas, Jason Kidd, llamara a capítulo a sus pupilos. Towns acertó su primer triple de cinco intentos, Irving le contestó con su tercero de siete y Doncic llegó a sus 33 puntos para dejar el marcador en 73-97 a falta del último cuarto.

Los locales comenzaron el segmento definitivo con un 9-0 que interrumpió Irving con un palmeo (78-103). El australiano americano clavó su cuarto triple y Doncic su sexto cuando a falta de medio parcial parecía que la final de la NBA de este año ya estaba definida (85-111). Los Timberwolves se dieron por vencidos y Finch sacó a jugar a los suplentes minutos antes de concluir un partido que le dio el pase a la final a los Mavericks (103-124).