Mundial de Australia y Nueva Zelanda 2023

El hiyab irrumpe en el Mundial tras levantar su prohibición la FIFA: Nouhaila Benzina es la primera en llevarlo

Para la cita de este 2023 el máximo organismo futbolístico cambió la norma que prohibía su utilización

El hiyab de la marroquí Nouhaila Benzina ha sido patrocinado por Puma, que ha estampado su logo en tela blanca

Nouhaila Benzina durante el partido con Marruecos

Nouhaila Benzina durante el partido con Marruecos / EFE

Laia Bonals

Laia Bonals

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Hablar de que este Mundial cambiará la historia del fútbol no es fútil. Las cosas ahora son diferentes y se está instalando, poco a poco, un nuevo orden mundial basado en la tolerancia y los derechos. Además de la reivindicación del papel de la mujer, hay otros colectivos que están encontrando un lugar seguro para ser. Es el caso de Nouhaila Benzina, quien se ha convertido este domingo en la primera futbolista en llevar hiyab en un Mundial y en cualquier torneo organizado por la FIFA.

Hasta la fecha estaba prohibido. La FIFA había tomado esa medida debido a que lo consideraba peligroso y que ponía en riesgo la salud de las futbolistas. Sin embargo, para la cita de este 2023 la norma ha cambiado y así lo anunció la organización a través de uno sus perfiles oficiales días antes de que arrancase el Mundial. Gracias a esta medida, futbolistas como Benzina son libres de llevarlo. A sus 25 años, la debutante con Marruecos ha hecho historia marcando un antes y un después en la historia del fútbol.

El hiyab es un velo que cubre la cabeza y el pecho que las mujeres musulmanas y que usan en presencia de personas que no sean de su familia inmediata. Benzina, que juega como defensa y actualmente en las filas de la FAR (la Asociación Deportiva de las Fuerzas Armadas Reales de Rabat), lo usa en su día a día, incluidos los partidos y los entrenos con la selección, evidentemente. De hecho, la marroquí es la única jugadora que lo luce en las fotos oficiales del torneo. "Llevo el hiyab desde hace años y estoy muy contenta con él", relató hace unos días a Al Jazeera la futbolista. Mientras que para el resto del mundo la imagen es chocante, Benzina lo vive con la normalidad que tiene.

Nouhaila Benzina durante el partido con Marruecos

Nouhaila Benzina durante el partido con Marruecos / EFE

Incluso, el hiyab de Nouhaila Benzina ha sido patrocinado por Puma, que ha estampado su logo en tela blanca acorde con el uniforme de la selección marroquí. Una nueva muestra de como las marcas se adaptan a este tipo de indumentarias ideológicas y/o religiosas, que antes no estaban presentes en el mundo del fútbol.

Nouhaila siempre ha jugado con dicha prenda en sus diferentes clubes y ahora, poder hacerlo debutando en un Mundial, es todo un orgullo para la futbolista. La imagen, con ella como protagonista, trasciende fronteras y pone sobre la mesa un nuevo debate sobre la identidad religiosa, que hasta el momento no se había iniciado. El fútbol femenino tiene ese poder: iniciar conversaciones incómodas para poder implementar cambios que respeten las identidades de colectivos hasta ahora minorizados u olvidados.