Amistoso en Córdoba

La nueva España de Vilda logra un meritorio empate ante Suecia

  • El combinado nacional, sin sus habituales y con ocho titulares del Real Madrid, se reivindicó y plantó cara a la subcampeona olímpica en Córdoba (1-1)

Jorge Vilda sigue el partido entre España y Suecia en Córdoba.

Jorge Vilda sigue el partido entre España y Suecia en Córdoba. / JORGE GUERRERO / AFP (AFP)

3
Se lee en minutos
Inés Sánchez

El anteriro partido entre España y Suecia fue en 2002. Entonces el combinado nacional no podía casi ni competir con una de las potencias mundiales. Veinte años después, la selección está a otro nivel y Jorge Vilda pensó que tenía la mejor oportunidad para reivindicar la evolución y calidad del fútbol femenino español, pero la renuncia de las 15 internacionales -y la ausencia de las capitanas Irene Paredes, Alexia Putellas y Jenni Hermoso- le impidió apostar por su once de gala, aunque no plantar cara a la subcampeona olímpica.

La selección tenía previstos para el mes de octubre dos amistosos ante Suecia y Estados Unidos, primera y tercera del ranking FIFA, dos duelos que podrían ser la mejor preparación para el Mundial que tendrá lugar en 10 meses. Pero los planes no salieron exactamente como quería la RFEF. Y a falta de opciones, Vilda apostó por ocho jugadoras del Real Madrid en su once titular, algo que solo tenía precedente con el FC Barcelona. Pero ante la sorpresa de Suecia, la evolución de España no se limita a las 15 internacionales. Y el equipo empató (1-1) ante una de los mejores combinados del panorama internacional.

Abucheos para el técnico

Los 5.658 aficionados que acudieron al Arcángel mostraron su apoyo a las 15 futbolistas y abuchearon al seleccionador cuando sonó su nombre por el megáfono. Era un partido complicado para la selección, tanto en lo deportivo como lo extradeportivo. Solo quedaban Esther, Teresa Abelleira y Olga Carmona de aquel once titular de los cuartos de final de la Eurocopa ante Inglaterra. Y se notó en un inicio con un equipo que evidenció inseguridad, y que dejó muchos más espacios que en los partidos anteriores.

Suecia no cedió. Exhibió superioridad física desde el inicio, frenando con facilidad los contragolpes de la selección y generando peligro en el área de Misa Rodríguez. El primer gol de las suecas llegó a los 15 minutos de juego, cuando la selección española apenas había disparado una vez a portería, con un remate de Alba Redondo. Fue la azulgrana Rolfö quien inició la jugada del tanto, pasando el balón a la ex madridista Asllani, que asistió a Blomqvist para que anotase la primera diana del partido.

Athenea, la mejor

España, sin embargo, fue de menos a más y mostró mucho más confianza y fluidez con el paso de los minutos. La protagonista del ataque fue Alba Redondo, que lo intentó al final del primer tiempo tras un centro de la capitana Ivana Andrés, pero el balón acabó marchándose a centímetros del poste derecho.

La mejor versión del equipo llegó tras el descanso. La primera ocasión la volvía a tener Redondo, que rozó el palo. Y la siguió un gran disparo de Athenea, la jugadora que más destacó en todo el partido. Pero el acierto volvía a castigar al combinado nacional. Ni Alba, ni Esther, ni Athenea pudieron superar a la guardameta. Tuvieron cuatro ocasiones claras en poco más de 20 minutos, pero Musovic les impidió el empate hasta el final del partido.

Noticias relacionadas

La selección logró ser superior en la segundo parte, en la que anuló el potencial ofensivo de Suecia. El empate llegó de las botas de Marta Cardona, que volvió a reivindicarse tras una temporada en la que incluso se planteó dejar el fútbol. La futbolista firmó el empate cuando no llevaba ni 10 minutos en el terreno de juego. Tras un rechace de las suecas de un córner, la jugadora del Atlético anotó el empate del combinado nacional tras una asistencia de Irene Guerrero. Cardona ya está preparada para enfrentarse el martes a la campeona del mundo: "Podemos competir a cualquiera. No tenemos ningún miedo".

Vilda saca pecho

Vilda, tras las críticas de las últimas semanas, sacó pecho ante un meritorio empate: "Me han gustado muchas cosas. Todas mis jugadoras han competido, les doy la enhorabuena. Empezamos con dudas ante la tercera del mundo, pero después nos soltamos. La segunda parte ha sido nuestra. Hemos sido la España que queremos ser y se ha demostrado que hay equipo”, concluyó.