Estampida mortal

Mueren al menos 125 personas en los disturbios en un partido de fútbol en Indonesia

Una estampida durante un partido de fútbol en Indonesia causa casi 200 muertos. / STR / AFP / VÍDEO: ATLAS

5
Se lee en minutos
EFE

Estampida mortal en Indonesia: al menos 125 personas han muerto, entre ellas 17 niños y dos policías, y casi 200 más han resultado heridas en los altercados que se produjeron este sábado en un partido de futbol de la isla de Java. Los aficionados del Arema saltaron al terreno de juego tras la derrota para protestar por la actuación del equipo. La policía empleó gases lacrimógenos para contenerlos, una acción que derivó en un trágico alud humano y que ha recibido duras críticas por parte del presidente del país. Esta tragedia es una de las mortales en la historia del fútbol mundial. Aunque en un primer momento las autoridades locales estimaron las víctimas en 174, más tarde revisaron esa cifra a la baja, de 174 a 125, explicando que algunos fallecidos habían sido contados más de una vez.

Los disturbios ocurrieron en el estadio Kanjuruhan de la ciudad de Malang, en la provincia de Java Oriental, en un partido en el que el club Arema fue derrotado (2-3) por el Persebaya. Cerca de 3.000 aficionados del equipo local irrumpieron en el terreno de juego y atacaron a los jugadores por los malos resultados que encadenan. Eso desató un duro enfrentamiento con las fuerzas de seguridad, que utilizaron gases lacrimógenos en un intento de frenar los ataques.

Decenas de asfixiados

La mayor parte de las muertes se produjeron a raíz de la estampida de los aficionados. "Decenas de ellos se asfixiaron", ya que se trataba de "un espacio lleno de gente, que provocó dificultad para respirar y falta de oxígeno", ha señalado el jefe de policía de Java Oriental, Nico Afinta.

En este sentido, Afinta ha detallado que 34 personas perdieron la vida en el interior del estadio, mientras que el resto fallecieron en el hospital. Respecto a los menores fallecidos, la mayoría de ellos tenían entre 12 y 17 años, según el portavoz del Ministerio de Empoderamiento de la Mujer y Protección Infantil, Nahar. Por otro lado, otras 200 personas resultaron heridas y se encuentran bajo tratamiento médico en varios hospitales de la región, con diferentes niveles de heridas.

Investigación "exhaustiva"

Tras la tragedia, el presidente de Indonesia, Joko Widodo, expresó "sus más sentidas condolencias" a los familiares y allegados de las personas fallecidas. También anunció que ha solicitado investigación para "averiguar a fondo" los sucesos en Malang. Y no solo eso: se ha comprometido a hacer "una evaluación exhaustiva de la ejecución de los partidos de fútbol", así como de "los procedimientos de seguridad para su celebración".

"Le pedí al ministro de Salud y al gobernador de Java Oriental que supervisen los servicios médicos especiales de las víctimas que están siendo tratadas en hospitales para que tengan el mejor servicio", agregó el mandatario en un discurso televisado.

Denuncia por parte de entidades internacionales

El uso de gases lacrimógeno por la policía ha sido criticado por algunas entidades internacionales, como Amnistía Internacional, que urgió a las autoridades indonesias a llevar a cabo una "investigación rápida, exhaustiva e independiente sobre el uso de gases lacrimógenos en el estadio".

La organización enfatiza que el "gas lacrimógeno nunca debe ser disparado en espacios confinados" debido a su alto nivel de peligrosidad y recordó que las normas de seguridad de los estadios de la FIFA prohíben el transporte o el uso de los llamados "gas de control de multitudes".

Noticias relacionadas

"El gas lacrimógeno solo debe usarse para dispersar multitudes cuando se ha producido una violencia generalizada y cuando otros métodos hayan fallado. Se debe advertir a la gente que se usará gas lacrimógeno y permitir que se disperse", ha argumentado el director ejecutivo de Amnistía Internacional en Indonesia, Usman Hamid, en un comunicado.

Tras el "consternador" incidente, como así lo ha definido la liga de fútbol del país, se han suspendido todos los partidos durante una semana. Además, la Asociación de Fútbol (PSSI) también ha anunciado la apertura de una investigación para averiguar los hechos.

Minuto de silencio en el fútbol español

LaLiga y la Federación Española acordaron que se guarde un minuto de silencio en los partidos de LaLiga Santander y LaLiga SmartBank "para mostrar sus condolencias al pueblo indonesio, especialmente a los familiares de los fallecidos en la tragedia del Estadio de Kanjuruhan, en la isla de Java, así como desear una pronta recuperación a los heridos durante los incidentes".

El Real Madrid y el Barcelona, junto a otros equipos españoles, la Federación y LaLiga, han manifestado su pesar por los disturbios que han causado la muerte de al menos 125 personas al término de un partido de fútbol en la isla indonesia de Java. "Han perdido la vida más de un centenar de personas. Nuestras condolencias para todos sus seres queridos", dijo el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, en su intervención inicial en la Asamblea general que el club celebra este domingo.

Las condolencias del Real Madrid se suman a las de otros clubes de LaLiga española, que ha acordado con la Federación (RFEF) que se guarde un minuto de silencio en los partidos de esta jornada en señal de respeto y solidaridad con las víctimas de esta tragedia. "El FC Barcelona se suma al dolor por la tragedia en el estadio de Kanjuruhan en Indonesia y rechaza cualquier acto de violencia dentro y fuera de los estadios. Un sentido recuerdo para las víctimas y sus familiares", afirma el club catalán.

También expresó su pesar el Atlético de Madrid: "Lamentamos la enorme tragedia sucedida en la liga de Indonesia. Enviamos nuestro más sentido pésame a los familiares y amigos de las víctimas. El Valencia, tras lamentar los disturbios, envió "mucho ánimo para los familiares y allegados de las víctimas y heridos en esta gran tragedia. Guardaremos un minuto de silencio antes del #EspanyolValencia en su memoria".

El Sevilla señaló que sus pensamientos "están con todos los afectados por la tragedia de Malang, Indonesia", y alega: "Nadie debería ir a un partido de fútbol y no regresar a casa".