Polémica en el ajedrez

Carlsen acusa a Niemann de "tramposo" sin aportar pruebas

El noruego perdió una partida con el joven estadounidense en San Luis y luego se retiró en otra rápida en línea porque “no quiero jugar con tramposos”.

Niemann mira fijamente a Carlsen durante su partida en San Luis. 

Niemann mira fijamente a Carlsen durante su partida en San Luis.  / @chess

3
Se lee en minutos
Fermín de la Calle
Fermín de la Calle

Periodista

ver +

Hans Niemann es un ajedrecista estadounidense de 19 años con ascendencia danesa y hawaiana. Niemann se mudó a Países Bajos, donde ingresó en una escuela para superdotados en Utrecht. Allí, con 8 años, comenzó a jugar al ajedrez porque este deporte era parte del plan de estudios básicos. Niemann regresó a Estados Unidos y comenzó a ganar popularidad y torneos en categoría juvenil. Hace unos meses, Hikaru Nakamura reveló que Niemann había sido dos veces suspendido en la plataforma Chess.com por hacer trampa en torneos en línea. Algo que confirmó el propio jugador, quien admitió haberlo hecho en línea, “pero nunca de forma presencial”.

San Luis, punto de inflexión

El pasado 5 de septiembre, durante la tercera ronda de la Copa Sinquefield, que se disputa en San Luis, Niemann, jugando con negras y siendo el jugador con peor valoración ELO del torneo, dio la sorpresa venciendo a Magnus Carlsen y rompiendo una racha de 53 partidas invicto. Días antes, el noruego y el estadounidense habían jugado en la playa en Miami, lo que muchos han querido ver como una estrategia de Carlsen para testear a Niemann.

Después de la derrota en San Luis, Carlsen volvió a medirse a Niemann en el torneo rápido por internet Julius Baer. Y ahí saltó todo por los aires. El vigente campeón del mundo se retiró después de realizar un solo movimiento ante Niemann dejando unas palabras cargadas de ironía “Debo decir que estoy muy impresionado con la habilidad de Niemann y creo que su mentor Maxim Dlugy debe haber estado haciendo un gran trabajo”.

Pero la explicación de su actitud hacia Niemann ha llegado ahora en forma de comunicado colgado por el noruego en sus redes: “No quiero jugar con gente que haya hecho trampas en el pasado porque no sé lo que serán capaces de hacer en el futuro”. Carlsen sospecha que en San Luis su rival hizo trampas: “No estaba tenso, ni siquiera totalmente concentrado en las posiciones más críticas de la partida mientras me arrollaba con las piezas negras como solo unos pocos jugadores pueden hacer”.

Noticias relacionadas

El caso es que Magnus acusa a Niemann sin aportar pistas que demuestren que sus sospechas son fundadas. En una entrevista concedida al podcast C-Squared, Fabio Caruana, otro de los grandes maestros que domina el panorama ajedrecístico, advirtió que “algo debe haber ocurrido entre los tres días de Miami y la Copa Sinquefield. Magnus ya estaba molesto por la inclusión de Hans en el torneo y hace mucho tiempo que tenía esas sospechas sobre Hans”. Otro dato relevante es que el aspirante a suceder a Carlsen en el trono mundial tras ganar el torneo de Candidatos de Madrid, el ruso Ian Nepomniamchi, también había solicitado “medidas anti-trampas” contra Niemann antes del inicio de la Sinquefield.

El mundo del ajedrez, especialmente el de línea que se juega en internet, se ha polarizado con la postura de Carlsen y la fama que precede al joven Niemann. No hay pruebas, más allá del testimonio del ajedrecista de San Francisco admitiéndolo en su día, que confirmen que hace trampas. Magnus concluía su mensaje de forma muy enigmática: “Desafortunadamente, en este momento estoy limitado en lo que puedo decir sin el permiso explícito de Niemann para hablar abiertamente. Hasta ahora solo he podido hablar con mis acciones, y esas acciones han dejado claro que no estoy dispuesto a jugar al ajedrez con Niemann. Espero que salga a la luz la verdad sobre este asunto, sea cual sea”. El culebrón sigue vivo. 

Temas

Ajedrez