DUCATI, EN EL OJO DEL HURACÁN

Bastianini: "A mí, de momento, nadie me ha dicho que no puedo ganar"

  • Los cinco puntos que la 'Bestia' le arrebató en Aragón a Bagnaia, líder de Ducati, han provocado gran revuelo en el 'paddock' del Mundial y pocos entienden que la firma italiana no dé ya órdenes de equipo

  • "Honestamente, no creo que necesite ayuda para ganar este Mundial", comenta Bagnaia, que ha restado 81 puntos en los últimos cinco grandes premios al aún líder del campeonato, Fabio Quartararo

Enea Bastianini (Ducati) celebra su victoria, el pasado domingo, en Alcañiz.

Enea Bastianini (Ducati) celebra su victoria, el pasado domingo, en Alcañiz. / ALEJANDRO CERESUELA

3
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

El campeonato ha hecho hoy, a falta de cinco carreras (125 puntos), una conferencia de prensa con los que, en teoría, son los tres candidatos al título mundial de MotoGP: Fabio Quartararo (Yamaha, 211 puntos), ‘Pecco’ Bagnaia (Ducati, 201) y Aleix Espargaró (Aprilia, 194). Y, curiosamente, el hombre del día, del primer día de Motegi, de la jornada previa a los primeros ensayos del Gran Premio de Japón, ha sido Enea Bastianini (Ducati, 4º, con 163 puntos), el muchacho atrevido que aún tiene opciones de proclamarse nuevo campeón del mundo.

Y es que la ‘Bestia’, que estuvo a punto de derrotar a Bagnaia en Misano (perdió por centímetros y milésimas de segundo sobre la misma línea de meta), derrotó, hace cinco días, al líder de la fábrica de Borgo Panigale en el trazado de Motorland, provocando un gran ruido y restándole cinco preciosos puntos al que, se supone, ha sido escogido por Ducati para tratar de conquistar el título mundial de la máxima categoría.

El ejército rojo

De ahí que todo el ruido de hoy en Motegi haya sido perseguir a Bastianini (y a los otros pilotos, claro) para saber si Ducati ha cambiado de idea y, a partir de este domingo, ya hay órdenes de equipo y ninguno de sus otros siete pilotos (Miller, Bastianini, Fabio Di Giannantonio, Johann Zarco, Jorge Martín, Luca Marini y Marco Bezzecchi) se atreven a cuestionar su autoridad. Preguntado sobre el tema, la ‘Bestia’ insistió, una y mil veces, que “a mí, de momento, nadie me ha dicho que no puedo ganar, nadie. No sé qué ocurrirá en las próximas carreras pero, de momento, no he recibido orden alguna de Ducati”.

Marc Márquez, Enea Bastianini y Takaaki Nakagami, hoy, en Motegi.

/ ALEJANDRO CERESUELA

Acabado el Gran Premio de Aragón empezó el ruido. Y grande. Nadie entendía que Ducati se hubiese disparado al pie y pusiera, ponga, en peligro la conquista de un título que no gana desde el 2007, a manos del australiano Casey Stoner. “Nosotros vamos a seguir planteando las carreras para ganarlas, veremos cuando lleguen los dos últimos grandes premios qué hacemos”, comentó Nadia Padovani, viuda de Fausto Gresini, propietaria del equipo donde corre Castianini.

Y hoy, claro, han seguido los comentarios y las opiniones. “Yo entiendo a todo el mundo y más a los medios de comunicación que están haciendo mucho ruido con esto. Pero yo estoy a 48 puntos del líder, cuando restan por disputarse 125. Mis posibilidades son menores, por supuesto, que las que poseen Fabio, ‘Pecco’ y Aleix, pero aún estoy vivo, así que seguiré peleando por ganar carreras. En mi boxe todo fluye, todo es estupendo, solo hay positivismo y así vamos a seguir”.

“Honestamente”, ha comentado Bagnaia, “no creo que necesite ayuda para ganar este Mundial. Prefiero ganar yo por mis propios medios, que no que me dejen pasar. De todas forma, si Ducati decide de forma distinta no será porque yo lo pida”. Es evidente que ‘Pecco’ sigue pensando que “si pierdo el título por los cinco puntos que Enea me restó en Aragón será que no lo merezco”. Eso sí, Bagnaia vería con buenos ojos las órdenes de equipo “tal vez en la última carrera”.

"Yo perdí un título mundial por 2 puntos, así que entiendo todo lo que está pasando"

Jack Miller / Compañero de 'Pecco' Bagnaia en Ducati

Noticias relacionadas

El australiano Jack Miller, siempre libre, siempre suelto, siempre hablador, comentó que “yo sé lo que es perder un título mundial, el de Moot3 del 2014 ante Àlex Márquez, por solo dos puntos, así que entiendo todo lo que está pasando y comprendería cualquier decisión de Ducati”. No hay que olvidar que Miller es el actual compañero de Bagnaia en el equipo oficial de Ducati y que, el año que viene, regresa a KTM.

“Hace un mes”, cuenta Aleix Espargaró, “decíamos que Ducati tenía un ejército de motos para luchar contra Fabio y contra mi y, ahora, creo que el enemigo lo tienen en casa. Enea tiene sus opciones al título y eso hay que gestionarlo, quiero ver como la gestionan desde arriba de Ducati”. El mayor de los Espargaró no tiene claro que sea “aún” el momento de jugársela a lo bestia. “Quedan muchas carreras, estamos bien, estamos delante, somos rápidos, tenemos ritmo, hemos llegado donde queríamos, pero la presión la tienen Fabio, que es el campeón y líder, y ‘Pecco’, que es el que no puede fallar”.

Temas

Motos