Real Madrid- Leipzig (2-0)

Valverde y Asensio sellan un triunfo funcionarial del Madrid

Los goles del uruguayo y del balear en el tramo final del partido le dan los tres puntos a los madridistas en un partido en el que los alemanes dominaron la primera hora desperdiciando ocasiones claras.

El delantero del Real Madrid Federico Valverde celebra su gol durante el partido correspondiente al grupo F de la Liga de Campeones de la UEFA que Real Madrid y RB Leipzig disputan este miércoles en el Santiago Bernabéu, en Madrid

El delantero del Real Madrid Federico Valverde celebra su gol durante el partido correspondiente al grupo F de la Liga de Campeones de la UEFA que Real Madrid y RB Leipzig disputan este miércoles en el Santiago Bernabéu, en Madrid / REUTERS/Violeta Santos Moura

4
Se lee en minutos
Fermín de la Calle
Fermín de la Calle

Periodista

ver +

El Leipzig es uno de esos rivales insolentes que sale al Bernabéu a subirse a las barbas del Real Madrid apretándole arriba y proponiendo partido de ida y vuelta con mucho ritmo que incomoda a veteranos como Kroos y Modric. Quizás eso explique por qué Ancelotti apostó en el once por el físico de Camavinga y Tchouaméni escoltando a Luka. Los alemanes eran irresponsablemente audaces, proponiendo una presión muy alta con muchos jugadores atacando y arriesgando atrás.

Balas perdidas

Nkunku, Forsberg y Werner dieron trabajo a la defensa blanca con su movilidad, pidiendo incluso un penalti de Nacho al primero cuando no se había llegado al cuarto de hora. Bailaban los de Rose alrededor de los blancos, mientras los de Ancelotti esperaban pacientemente el momento de meter el primer croché y mandarlos a la lona. A la media hora de partido Nkunku estaba dando más guerra que Vinicius y Courtois había tenido que trabajar en varias ocasiones. El empate lo explicaba la falta de puntería visitante, que desperdició alguna oportunidad impensable. Cuando el árbitro pitó el descanso el partido dejaba una sensación de déjà vu con un rival, el Leipzig, que desperdiciaba balas, y un Madrid que maduraba el duelo esperando su momento. 

La segunda parte amaneció con el mismo decorado: un Madrid sin agresividad ofensiva y un Leipzig burbujeante buscando contras. A la ausencia de Benzema sumaban los blancos una parsimonia atacante que agradecían los alemanes. Con Vinicius muy vigilado, solo Modric pedía la pelota para romper líneas y superar rivales. Pasaban los minutos y sobraban las porterías porque ni unos ni otros pisaban el área con peligro. A la hora de partido Gulacsi, el meta alemán, no se había tenido que emplear en ninguna ocasión, siendo un disparo desviado del croata lo más inquietante que había vivido.

Cansado de no recibir balones en su rol de 9 falso, Rodrygo se descolgaba tratando de enlazar con su mediocampo, donde Valverde estvo más contenido la primera hora. Faltaba colmillo en los blancos, mientras el Leipzig comenzaba a valorar el empate como un buen resultado en el Bernabéu. Carletto trató de afilar su propuesta colocando a Asensio por un Camavinga gris. Comenzó a empujar el Madrid como si el cambio hubiera activado un par de marchas más en el equipo. El mediocampo comenzó a mostrar más colmillo y su tripleta de ataque encadenó una jugada con una estampida de Valverde, asistencia de Rodrygo y ocasión para un Vinicius tibio en el remate.

Goles postreros

Noticias relacionadas

El último cuarto de hora se volvió a vivir otro partido en el alambre con espacios y los dos equipos buscando un gol que les diera un triunfo que era un tesoro. Un combate que hasta ese momento debió ganar el Leipzig a los puntos, por las ocasiones de la primera parte, pero que una vez más se llevó el Madrid. Y lo hizo con un gol de Valverde en el minuto 79 en una jugada que Vinicius desbloqueó desde la izquierda y el uruguayo, llegando desde la derecha, recortó hacia adentro y soltó un zurdazo a la red que le daba a los blancos otra victoria funcionarial. De esas que consiguen casi por inercia después de ver revolotear a su rival alrededor de su área durante más de una hora.

Octava victoria en ocho partidos en este inicio de temporada que le mantienen líder incontestable Liga y líder del grupo en la Champions. Los de Ancelotti siguen su paso firme en la lucha por conseguir todos los títulos, como advirtió en el inicio de temporada. Y el italiano respira tranquilo porque ha superado la baja de Benzema sin notarlo en los resultados. Valverde ha cogido el testigo goleador mostrando una pegada que el italiano ha trabajado con él. Para concluir, Asensio redondeó el triunfo con un gol en el descuento para reivindicarse tras apostar por quedarse en el Madrid. La flor de Ancelotti no se marchita.

REAL MADRID 2- LEIPZIG 0


REAL MADRID: Courtois (7); Carvajal (5), Rudiger (5), Nacho (6), Alaba (5); Modric (6), Tchouaméni (5), Camavinga (5), Valverde (7); Rodrygo (6), Vinicius Jr (5). Entrenador: Ancelotti (6). Cambios: Asensio (7) por Camavinga (min.63), Kroos (6) por Modric (min.80), Mendy (sc) por Alaba (min.80), Ceballos (sc) por Vinicis (min.84), Mariano (sc) por Rodrygo (min.84)

LEIPZIG: Gulacsi (5); Simakan (5), Orban (5), Diallo (5), Raum (5); Haidara (6), Shlager (5), Nkunku (7), Forsberg (6), Szoboszlai (5), Werner (6). Entrenador: Rose (6). Cambios: Kampl (5) por Haidara (min.72), Henrichs(5) por Simakan (min.72), Poulsen (sc) por Werner (min.81), André Silva (sc) por Forsberg (min.81)

GOLES: 1-0, Valverde (min.79), 2-0, Asensio (min.92)

ÁRBITRO: Mariani, de Italia. Amonestó a Haidara, Carvajal, Nkunk,

ESTADIO Santiago Bernabéu.