Una situación complicada

Barcelona y Atlético, a un paso del acuerdo en el caso Griezmann

El jugador no tendrá limitación de minutos en los partidos y el Atlético se comprometerá a ficharlo por una cantidad entre los 20 y 25 millones, lejos de los 40 que indicaba el actual contrato de cesión.

Griezmann, sentado en el banquillo durante el Atlético-Oporto.

Griezmann, sentado en el banquillo durante el Atlético-Oporto. / AFP7

1
Se lee en minutos

La rocambolesca situación que vive Antoine Griezmann, que solo ha jugado esta temporada media hora en cada partido del Atlético de Madrid, parece que está a un paso de resolverse. El club atlético y el Barcelona, que cedió al jugador a los colchoneros por dos temporadas, llevan semanas negociando para llegar a un acuerdo sobre el futuro del delantero, como adelantó el periódico francés L'Equipe.

Ahora esas conversaciones están muy cerca de cerrarse con un acuerdo beneficioso para todas las partes. Según las cláusula del actual contrato de cesión de Griezmann al Atlético, si el delantero juega 45 minutos en el 50% de los partidos en los que esté disponible, el Atleti tendría que pagar 40 millones de euros al Barça para comprarlo a final de temporada. Firmaría por un año más con una ficha anual que ronda los 20 millones brutos anuales. Es decir, 40 millones por la compra y otros 40 de ficha por los dos años, el actual y el que viene. Una operación que rondaría los 80 millones, algo inasumible para un Atlético que necesita liberar masa salarial o vender jugadores.

Rebaja a la mitad

Noticias relacionadas

La negociación permitirá revisar las cláusulas del contrato de cesión, con lo que que el jugador quedará liberado para jugar la totalidad de los partidos, algo que Simeone ha pedido encarecidamente al club. Además, el precio de compra del futbolista para el Atlético se rebajará a una cifra entre 20 y 25 millones, lo que rebaja el coste casi a la mitad.

Con esta solución gana Griezmann, que podrá volver a jugar con normalidad todos los partidos; el Atlético, que podrá alienarle sin estar pendiente del reloj y se ahorrará dinero en su compra; y el Barcelona, que se deshará de un futbolista con una ficha alta e ingresará un dinero que según estaba la situación no iba a ingresar.