PRESENTACIÓN MULTITUDINARIA

Lewandowski ya luce el 9 y recibe un baño de masas en el Camp Nou

El delantero polaco pisa por primera vez el Camp Nou y Laporta le señala como el nuevo ídolo con el que empieza una nueva época que vaticina "esplendorosa"

JORDI COTRINA

4
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Con el 9 en la espalda, debajo de su nombre, apareció Robert Lewandowski en el Camp Nou, su nueva casa de los próximos cuatro años, y recibió su primer baño de masas, cuantificable en las 59.026 entradas que habían retirado socios y aficionados. Entusiasmados como Joan Laporta, eufórico y vehemente al presentar al fichaje estrella del equipo, convencido de estar participando en un acto "histórico" y estrenando una etapa que vaticinó "esplendorosa".

Es, Lewandowski, el fichaje estrella de los cinco efectuados hasta ahora para que Xavi Hernández devuelva al Barça al máximo nivel. Lo es, Lewandowski, sin ser el más caro (le superan Raphinha que ha costado 58 millones más 9 en variables y Jules Koundé, cuyo precio es de 50 más 5) por el historial que ha atesorado en el Bayern de Múnich, y por el privilegio de recibir el número emblemático que hasta el momento lucía Memphis Depay, el 9 de la pasada campaña, y que, como mal menor, cambiará de dorsal. O de equipo, si acepta alguna oferta.

Similitudes con Ronaldinho

El cambio se debe a "razones de imagen y publicitarias que interesan al club", afirmó Laporta, que vio similitudes entre la presentación de Lewandowski con la de Ronaldinho por la numerosa afluencia de público. Más allá de que el polaco fuera capaz de emular las virguerías técnicas del brasileño, entre ellas la de besar el balón cuando hacía filigranas.

Le bastó a Lewandowski (pronto tendrá un diminutivo más útil) decir en catalán "Bon dia", "Hola culés" y "Estic molt content d’estar a Barcelona" para recibir las primeras ovaciones con el volumen digno de un gol sobre el césped. "Es difícil encontrar palabras para describir lo que he sentido", reconoció después, ya trajeado en el Auditori.

Agradecido a Pini Zahavi

Un triplete como el triple "Visca el Barça" que pronunció Laporta en su enérgica intervención ante la hinchada, al lado del delantero, dando las gracias y pidiendo aplausos para Mateu Alemany, el director deportivo -muy aclamado por la colección de refuerzos que ha dado a Xavi- y para Pini Zahavi, el intermediario que ha ayudado a la transacción con el Bayern, que recibe 45 millones más 5 en variables por el exprimido goleador de 33 años (cumple 34 el día 21 de agosto). Algunas fuentes informan que el agente, amigo personal del presidente, percibirá 10 millones de comisión.

Ese agradecimiento personal de Laporta a Zahavi fue repetido y subrayado, igual que el agradecimiento a Lewandowski por haber renunciado a ofertas más suculentas por venir al Barça.

Lewandowski exhibe su técnica en la presentación.

/ Jordi Cotrina

La predicción de mamá

"Si hubiéramos pedido tres deseos al genio serían las tres virtudes que tiene Lewandowski", aseguró Laporta, que subrayó su firme voluntad de «querer jugar en el Barça". También lo quería la madre de Lewandowski, desveló. En una visita familiar hace 20 años, la madre tocó el césped y le dijo a Robert: «Algún día jugarás en este campo». Volvió a hacerlo este viernes.

Ya había jugado con el Bayern de Múnich, y ahora correrá de azulgrana. A las órdenes de Xavi, con quien habló cuando el técnico le explicó que deseaba contratarle.

"Entendí exactamente la idea que tenía y lo que quería de mí. Después de la conversación sentí una conexión con él: es un tipo que sabe adónde quiere ir y qué quiere hacer. Estaré detrás suyo y le seguiré; es la persona adecuada en el sitio indicado", manifestó, aceptando que el Barça, en cambio, no atraviesa por su mejor momento.

"Después de la conversación sentí una conexión con Xavi: sabe adónde quiere ir y qué quiere hacer. Le seguiré; es la persona adecuada en el sitio indicado"

Robert Lewandowski / Delantero del Barça

Lewandowski hace equilibrios con el balón sobre el césped del Camp Nou.

/ Jordi Cotrina

La edad, tema sensible

Algo que no le importa mucho, con vencido de que él ayudará con sus goles y su experiencia a levantarlo. Jugando y hablando. No esconde ni disimula que es un futbolista referencial por el palmarés atesorado, donde destacan las dos últimas Botas de Oro (2021 y 2022).

"Mi edad no importa. Me siento mejor que cuando tenía 29 años. Me levanto sin dolor y con ganas de ir a entrenar", afirma

Noticias relacionadas

Tampoco quiere que importe su edad. Un asunto que se perfila sensible. "Mi edad no importa. Me siento mejor que cuando tenía 29 años. Me levanto sin dolor y con ganas de ir a entrenar. Todavía me divierte y siento amor por el fútbol", explicó, convirtiendo en virtud su larga trayectoria y no en defecto la cercanía del final.

"Estoy muy orgulloso de ser jugador del Barça. Ha costado pero al final estoy aquí, mi felicidad es muy grande y estoy seguro que marcaré muchos goles en este estadio y ganaremos muchos títulos y espero vuestro apoyo", dijo Lewandowski en inglés sobre el nuevo césped del Camp Nou que él estrenó y que todos los compañeros pisarán este domingo en el Gamper, la siguiente oportunidad para marcar.