Torneo de Candidatos de ajedrez 2022 (10ª jornada)

Ajedrez: El tiburón Nakamura, el delfín Caruana y el unicornio Rapport

La clasificación después de la 10ª jornada está comandada por Nepomniachtchi con 7 puntos; seguido de una tripleta formada por Caruana, Nakamura y Ding con 5,5; Radjabov tiene 4,5, y con 4 están Rapport, Firouzja y Duda. 

Hikaru Nakamura visualiza un movimiento en su partida con Firouzja. 

Hikaru Nakamura visualiza un movimiento en su partida con Firouzja.  / @FIDE_chess / Stev Bonhage

2
Se lee en minutos
Fermín de la Calle
Fermín de la Calle

Periodista

ver +

Entendiendo que la estrategia es saber qué tienes que hacer y la táctica, cómo hacerlo, podemos convenir que Fabian Caruana tiene un déficit de lo segundo. El enciclopédico ajedrecista estadounidense persigue atropelladamente en estas partidas finales a Nepomniachtchi, quien mantiene un punto de renta en la clasificación a falta de cuatro jornadas. Un rival, el ruso, con el que Caruana ya se ha enfrentado en dos ocasiones en este torneo y en ambas evidenció falta de pegada. Dispuso de situaciones de superioridad posicional, pero le faltó valor para arrinconar a Nepo.

Sin épica no hay gloria

Fabiano es un ajedrecista de una consistencia infranqueable, pero la audacia no está entre sus registros dada su naturaleza cautelosa. Es un delfín entre tiburones. Acostumbrado a digerir las victorias rumiando a sus rivales, no es capaz de lanzarse a la yugular de sus adversarios cuando estos se descuidan. Y sin épica no hay gloria. Así, dejó escapar vivo a un afortunado Nepo, por más que el maestro Leontxo García siempre nos advierta que “en ajedrez la suerte no influye”.

Ahora Caruana juega acelerado buscando el KO ante ajedrecistas que aún están enteros. Ante Duda, un rival de perfil muy estable, el estadounidense mostró su perfil más agresivo. Pero una agresividad descontrolada que terminó por comprometerle y caer derrotado ante el polaco, en la primera victoria de este. Nepo, que ya juega con la calculadora en la mano y tiene medio título en su bolsillo, se limitó a firmar tablas en 36 movimientos ante Radbajov y ya suma 10 jornadas sigue sin cosechar derrotas.

Noticias relacionadas

Si Caruana es un delfín, Rapport es un unicornio. Un ajedrecista que juega buscando el placer en el tablero. Un hedonista que muestra desafecto por el triunfo y la derrota. Jugador de una osadía casi suicida (su sacrificio de caballo ante Ding levantó casi una ovación en la sala de prensa) firma partidas de heterodoxa belleza. Este miércoles, sin embargo, se midió a un Ding inspirado. El chino mejora a medida que pasan los días, como si su aclimatación progresiva a Madrid pesase en su juego. Llegó solo, sin entrenador ni familiares, pero cada día hay más paisanos suyos esperándole en la puerta del Palacio de Santoña para agasajarle. Y él, tímido entrañable, lo agradece tanto como su juego. La partida, que concluyó con triunfo esplendoroso de Ding, fue puro caviar.

Por último, Nakamura prometió espectáculo y está cumpliendo porque la mitad de sus partidas no terminaron en tablas. El streamer es un tiburón cuando huele sangre y esta vez devoró al prodigioso Firouzja, quien sigue pagando su inexperiencia, tras cuatro horas buscándose las cosquillas. Naka y Ding ya han alcanzado a Caruana en la segunda posición, lo que es muy relevante, teniendo en cuenta que si Carlsen cumple su amenaza de no defender su corona por hastío ante Nepo, el ruso se medirá al segundo para determinar quién sucede a Magnus. Este jueves hay un interesante Firouzja-Nepomniachtchi, en el que el iraní intentará dar la campanada y el ruso amarrar un triunfo que ya tiene en su mano. Madrid sigue dando que hablar.

Temas

Ajedrez