Madridista hasta 2026

Cómo Ancelotti le 'birló' Rudiger al Barcelona

Antonio Rudiger ya es oficialmente jugador del Real Madrid. El alemán se presentó en Valdebebas con el dorsal 22 y confesó: “El Barça me llamó, pero tenía claro que solo quería jugar en el Madrid”. Una llamada de Ancelotti en abril, después de que el Madrid eliminase al Chelsea en Champions, le convenció.

Rudiger posa con la camiseta del Real Madrid tras su presentación. 

Rudiger posa con la camiseta del Real Madrid tras su presentación.  / @realmadrid

3
Se lee en minutos
Fermín de la Calle
Fermín de la Calle

Periodista

ver +

En septiembre de 2021 el Real Madrid contactó con Sahr Senesie, hermano mayor de Rudiger, además de su agente. Antonio nació en Berlín, como Matthias, su padre, mientras Sahr y su madre Lilly nacieron en Sierra Leona, de donde huyeron por la guerra civil. Sahr confirmó al Madrid que el central del Chelsea escucharía ofertas al acabar contrato y el Madrid mostró interés por el jugador sin ir más allá en ese primer contacto.

Cuando los blancos se volvieron a poner en contacto con los Rudiger ya se hablaba del interés firme por ficharlo de varios equipos, entre los que aparecían el Barcelona, el Bayern de Múnich y el propio Chelsea. Pero entonces el Madrid hizo un movimiento decisivo en la negociación: Carlo Ancelotti telefoneó personalmente a Rudiger para mostrarle su interés por incorporarlo al equipo. “Ciao Antonio, sono Carlo Ancelotti”. La llamada se produjo después de que los blancos eliminasen al Chelsea de la Champions la noche del 12 de abril. Una gestión que confirmó el propio jugador en su presentación: “La segunda llamada del Madrid, en la que ya hablé directamente con Ancelotti, fue en abril. Ese fue el momento clave, porque ahí tomé mi decisión de jugar aquí”.  

Recolocar a Alaba

El italiano convenció al jugador con el mismo argumento con el que había insistido en su fichaje a José Ángel Sánchez: “Rudiger son tres fichajes en uno”. Teoría que el técnico ha mantenido desde el primer momento en que atisbó la posibilidad de que el alemán aterrizase en el Bernabéu. La llegada de Rudiger le permite recolocar a Alaba de lateral izquierdo e incluso en el mediocampo, donde ha jugado en ocasiones con Austria. Además, Carletto podría cambiar el dibujo táctico y alinear una defensa de tres centrales con Militao, Rudiger y Alaba, y carrileros largos para atacar más por fuera.

Después de la llamada de Ancelotti a Rudiger, apareció en escena el Barcelona de Laporta y Alemany: “Mi hermano me dijo que el Barça había llamado, pero ya tenía claro que solo quería ir al Madrid”. Ancelotti se lo dejó claro en la conversación que mantuvieron: “Me dijo que me quería, que confiaba en mí y que podía aportar mucho a este equipo. Eso fue suficiente. ¡Me lo dijo el señor Ancelotti!”. Rudiger descartó sentarse a renovar con el Chelsea cuando los londinenses se lo propusieron y en el mercado se corrió rápidamente la voz de que “Ancelotti ha pescado el ‘pez gordo’ del Chelsea”. Luego se produjo la remontada ante el City y llegó la 14ª, lo que reafirmó al alemán en su decisión. 

El nuevo Pepe

Noticias relacionadas

Rudiger confesó en su presentación estar impresionado “por la presión del Bernabéu”, que sufrió en cuartos de Champions cuando el Chelsea ganaba (0-3) y los blancos estaban eliminados. “La afición seguía empujando sin parar pese a ir perdiendo y estar eliminados. Me pareció increíble”. Y afirma identificarse con Pepe, “un monstruo en el campo y una persona muy simpática fuera”.

Antonio comenzó a jugar en el barrio berlinés de Neukölln, cuando se trataba de un distrito de refugiados que nada tiene que ver con el lugar bohemio que es ahora. En las calles le conocían por ‘Rambo’. De religión musulmana y padre de dos hijos, será el décimo alemán que vestirá la camiseta del Madrid. Además, el nuevo defensa blanco tiene una fundación caritativa junto a su hermano en Sierra Leona. Educación, igualdad y crear infraestructuras son los tres pilares de su trabajo en África.