REELECCIÓN EN EL FÚTBOL CATALÁN

Joan Soteras toma posesión como presidente de la Catalana de fútbol

El dirigente, de 74 años, quiere implantar un nuevo modelo de competición en el fútbol amateur y formativo

Una imagen de Joan Soteras, en la sede de la Federación Catalana

Una imagen de Joan Soteras, en la sede de la Federación Catalana / FCF

1
Se lee en minutos

Joan Soteras Vigo tomó posesión este martes como presidente de la Federación Catalana de Fútbol (FCF) para los próximos cuatro años, tras imponerse ajustadamente en las elecciones del pasado domingo. El empresario de Sabadell asumió el cargo en 2018 tras la dimisión de Andreu Subies y gobernará la institución hasta 2026 tras imponerse en las elecciones del domingo con 396 votos de los clubs catalanes, por delante de los candidatos Àlex Talavera (370) Juanjo Isern (238) y Pep Palacios (23).

Soteras destacó la alta participación registrada, en la que se batió el récord histórico. "Votaron más del 85% de los clubes catalanes de fútbol y fútbol sala, es una señal de pluralidad y democracia", dijo durante su discurso, donde destacó su compromiso con la actualización del plan de competición, así como para velar con "transparencia, claridad y buena gobernanza" en el área económica.

"No vamos a gravar ningún tipo de aumento económico a nuestros clubes dentro del mandato y nos comprometemos a estar en constante contacto con los clubes", dijo Soteras, cuyo cargo es remunerado.

Noticias relacionadas

En la toma de posesión estaban presentes, entre otros, el presidente de la Unión de Federaciones Catalanas (UFEC), Gerard Esteva; del representante territorial a Barcelona de la secretaria general del Deporte y la Actividad Física, Josep March; así como el presidente de la comisión gestora, Joaquín del Pino.

El presidente de la FCF, de 74 años, quiere implantar un nuevo sistema de competición para el fútbol amateur y el fútbol base basado en el modelo inglés que prime los ascensos respecto a los descensos, e iniciar el diálogo con la RFEF para la creación de una ciudad deportiva para la FCF. En cambio, ve inviable que haya un segundo grupo de Tercera.