Movida blanquiazul

Oficial: El Espanyol fulmina a Vicente Moreno y Rufete en plena revolución de Chen

  • El presidente busca una mutación en la parcela deportiva para enganchar de nuevo a una afición desencantada.

  • Luis Blanco, técnico del filial, dirigirá al equipo este sábado ante el Valencia y la jornada final contra el Granada

Chen Yansheng, en una rueda de prensa.

Chen Yansheng, en una rueda de prensa. / RCDE

5
Se lee en minutos
Raúl Paniagua
Raúl Paniagua

Periodista

ver +

El terremoto perico empezó con el despido de José María Duran como director general del club y ha continuado con los responsables del área deportiva. Mao Ye, el nuevo CEO del Espanyol, ya vaticinó el lunes que habría decisiones cuando se sellara la permanencia y horas después de certificarse el objetivo se precipitaron los acontecimientos. El técnico Vicente Moreno y el director deportivo Rufete ya son historia, según anunció este viernes el club en una jornada de ajetreo en las oficinas blanquiazules. La afición ya tiene las dos cabezas que quería.

La temporada del regreso perico a Primera ha acabado llevándose por delante al técnico del ascenso. Vicente Moreno pilotó la aventura perica por Segunda y certificó esta semana la permanencia, pero el barco no se dirigía a buen puerto. Muchos aficionados estaban desencantados y ya habían dado muestras de su malestar en Cornellà.

El míster valenciano se despidió con una reflexión desde el RCDE Stadium. "Sabíamos que veníamos a un club en una situación complicada, pero ha merecido la pena y mucho. Hemos tenido la posibilidad de trabajar en un club espectacular en todos los sentidos. Era un proyecto de tres años y estábamos logrando los objetivos", empezó diciendo Moreno.

"La mejor decisión"

"En el primero conseguimos un ascenso de forma exitosa, en el segundo logramos la permanencia con solvencia. Lo hemos conseguido de forma tan clara que quizá se le ha quitado valor. Nos quedaba un tercer año en el que pensábamos que se podía dar el salto de calidad y estábamos ilusionados con ello, pero tampoco hay que ponerse una mascarilla. En los últimos tiempos el ambiente estaba enrarecido y la mejor decisión es esta. Todo tiene un inicio y un fin. Hay que aceptarlo".

Este sábado, en el último duelo en casa ante el Valencia, se preparaba también una protesta para reclamar medidas y Chen Yansheng no titubeó. Con esta reestructuración el presidente persigue un vuelco en la parcela deportiva con el claro objetivo de enganchar de nuevo a los hinchas. 

El entrenador valenciano tenía un año más de contrato, pero existía una cláusula que facilitaba su salida con la pertinente indemnización, más reducida si la destitución se producía antes del final de temporada, por lo que ha sido fulminado sin esperar ni siquiera al último choque en casa. Rufete, en cambio, acababa su vinculación este junio.

Ambiente enrarecido

La pésima racha de este final de curso, con un punto de 15 posibles y alguna actuación deprimente, han acabado de enfurecer al dueño de Rastar Group. El ambiente tampoco era el más adecuado y todo apuntaba a la marcha del entrenador, aunque quizá sorprendió la inmediata ejecución tras sellarse el objetivo. 

"Sabíamos que veníamos a un club en una situación difícil, pero ha merecido la pena. Hemos logrado los objetivos. Este año nos salvamos con tanta solvencia que quizá se le ha quitado valor"

"En los últimos tiempos el ambiente estaba enrarecido. La mejor decisión es esta. Todo tiene un inicio y un fin. Hay que aceptarlo"

Vicente Moreno / Exentrenador del Espanyol

Los dos últimos partidos de Liga, este sábado contra el Valencia y el último en Granada, los dirigirá Luis Blanco, el técnico del Espanyol B que no había entrenado presencialmente al equipo las últimas semanas por una lesión en la pierna que le tiene con muletas. El preparador colomense, de 43 años, ya ha comandado el entrenamiento del equipo de este viernes.

De Quique a Vicente

Es el octavo entrenador desde que Chen alcanzó la presidencia del club en enero de 2016. Entonces estaba Galca en el banquillo tras relevar a Sergio González. Con el dirigente chino llegaron Quique Sánchez Flores, David Gallego, Rubi, Machín, Abelardo, Rufete, Vicente Moreno y ahora Luis Blanco. En estos seis años también han pasado cinco directores deportivos: Ángel Gómez, Lardín, Perarnau y Rufete, sustituido ahora por Domingo Catoira.

Las decisiones han sido tomadas de forma unilateral por Chen Yansheng desde China. El mandatorio consideraba que la etapa de Vicente Moreno estaba agotada después de dos años y la presión de la grada le invitaba también a prescindir de Rufete, que ya fue cuestionado el curso del descenso, algo que nunca se le perdonó.

Diego Martínez, Cannavaro, Luis García...

Catoira pasa de secretario técnico a jefe del área deportiva de un club al que llegó de la mano de Rufete cuando suplió a Òscar Perarnau en 2020. No le faltará trabajo. Una decena de jugadores cumplen contrato o finalizan cesión y se esperan movimientos en todas las líneas, así como alguna venta destacada, con Raúl de Tomás o Pedrosa como posibles candidatos.

"Queremos un Espanyol más grande en todos los sentidos. Habrá recursos suficientes, pero siempre limitados. La vida es así"

Mao Ye / Consejero delegado del Espanyol

Noticias relacionadas

Joselu, delantero del Alavés, y Brian Oliván, lateral zurdo del Mallorca, se perfilan como primeros fichajes para un proyecto que tendrá un nuevo piloto en el banquillo. Diego Martínez, extécnico del Granada, Cannavaro, sin equipo después de entrenar en China, o el idolatrado Luis García, que dirige al juvenil de la Damm, ya han sonado como relevos.

"Los nombres que van apareciendo dan una muestra del potencial de este club. Lo importante no es que haya muchos candidatos, que los hay, sino que acertemos de lleno en la decisión. Debe ser un entrenador que ilusione y se identifique con la esencia del club. No debemos tener prisa, debemos tener acierto", aseguró este viernes Catoira en su presentación. "Queremos crecer y lograr un Espanyol más grande en todos los sentidos. Habrá recursos suficientes, pero siempre limitados. La vida es así", concluyó Mao Ye.