TRIBUNALES

La jueza archiva la demanda de Roures contra Bartomeu por injurias

  • La magistrada considera que se difundieron por la red "comentarios feos, inadecuados e innecesarios", pero no son constitutivos de delito

Jaume Roures, presidente de Mediapro.

Jaume Roures, presidente de Mediapro. / REUTERS / ALBERT GEA

1
Se lee en minutos
El Periódico

La jueza archivó la causa por posibles injurias y calumnias que el empresario Jaume Roures interpuso contra el expresidente del Barça, Josep Maria Bartomeu y que está asociada al caso 'Barçagate', al no considerar que lo fuesen ninguna de las publicaciones sobre el director general de Mediapro que la empresa I3 Ventures, contratada por el FC Barcelona, realizó en las redes sociales.

En el auto, la titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona explica que "no existen indicios" de que el expresidente del Barça,, Josep Maria Bartomeu, defendido por el abogado José Maria Fuster Fabra, y Jaume Masferrer, director del área de presidencia del club, contratasen a I3 Ventures para que, mediante la creación de cuentas, incluyesen en las mismas y publicasen en redes sociales contenidos dirigidos a faltar el respeto y a imputar delitos a Jaume Roures".

"Comentarios feos"

Sobre las posibles injurias, la jueza argumenta que "se trata de comentarios feos, inadecuados, innecesarios, que dicen más de quién los hace que de quién los recibe, no son deseables pero, por su entidad y estando referidas a un personaje público" como Roures "no pueden ser consideradas como unas injurias de carácter grave y las leves son atípicas pues quedaron despenalizadas".

Noticias relacionadas

Por otro lado, también descarta que sean constitutivas de delito calumnias: "Por genéricas y no venir referidas a hechos concretos carecerían de relevancia penal expresiones tales como acoger etarras en casa, sobornos, financiador del golpe de estado, chantajea a los medios con el fútbol, presiones, abusos laborales y corrupción, mangante". Y puntualiza que los comentarios en los que sí se imputan hechos determinados y concretos que pudieran ser constitutivos de delito, fueron publicados antes en la prensa.

Roures recurrirá esta resolución, según las fuentes consultadas. Más allá de esta querella por injurias y calumnias que interpuso Roures, en el caso 'Barçagate' Josep Maria Bartomeu, Jaume Masferrer, Carlos Ibáñez (propietario de Nicestream), Román Gómez-Ponti (exjefe de los servicios jurídicos del Barcelona) y Oscar Grau (exdirector general del club) están siendo investigados por posible administración desleal y corrupción entre particulares.