Gesta en Marruecos

El atleta que corrió el Maratón de Sables descalzo

  • Karim El Hayani se convierte en el primer participante que completa la carrera sin zapatillas.

  • Posee la nacionalidad española, país al que llegó cuando tenía 12 escondido en los bajos de un camión.

El Hayani, durante el Maratón de Sables.

El Hayani, durante el Maratón de Sables. / MDS2022/ MARTA BACARDIT

1
Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

Karim El Hayani solo tenía 12 años cuando se escondió en los bajos de un camión y llegó Algeciras desde Tánger. Hoy trabaja en un hotel de Canadá, posee la nacionalidad española, habla varios idiomas, entre ellos el catalán pues ha vivido bastante tiempo en Barcelona y este sábado, tras la carrera solidaria que no contaba para la clasificación general que se cerró el viernes, se ha convertido a los 27 años en el primer atleta que ha finalizado el Maratón de Sables corriendo descalzo; sus pies contra las piedras y la arena del desierto del Sáhara. Nadie lo había conseguido. Volverá, ha prometido, pero con sus pies mínimamente protegidos. "Correr el Maratón de Sables descalzo es una locura", ha admitido tras certificar la gesta.

Los pies destrozados de El Hayani.

/ MDS2022/ MARTA BACARDIT

Noticias relacionadas

El Hayani ha sido uno de los grandes protagonistas en una prueba de autosuficiencia donde todos deben llevar comida y ropa cargada a cuestas, en la mochila, y sin superar los límites de peso que impone la organización. Anna Comet consiguió la victoria en categoría femenina, antes de la fiesta final con fines solidarios de este sábado. El Hayani ha corrido descalzo hasta el final. "Volvería a hacer el maratón, pero habría que pensarlo mucho para repetirlo descalzo, porque es una locura... pero nunca se sabe. Si llevo calzado, seguramente serán sandalias, porque con zapatillas para mí sería imposible. En tal caso, iría a por un top 5", ha afirmado en declaraciones a la organización de la carrera.

802 personas completan el maratón

El Hayani ha admitido tras la hazaña que lo mejor ha sido la experiencia que le ha servido para "conocerme muchísimo mejor y también me ha hecho pensar que puedo hacer grandes retos". En cuanto a lo que mejoraría, ha asegurado que se centraría en "entrenar mucho por terreno técnico, en vez de por arena". Empezó a correr después de pasar por un orfanato y ser acogido por Aldeas Infantiles SOS. Ni los pies destrozados por la dureza del terreno le ha impedido esta pequeña historia de superación y ha acabado la carrera junto a otros 801 participantes.