estrella atlética

Kipchoge gana el maratón de Tokio con la cuarta mejor marca de la historia

'El Filósofo', a los 37 años, sigue en los más alto y se adjudica su cuarto 'major' con 2.02.40 horas

Kipchoge, en su victoria.

Kipchoge, en su victoria. / AGENCIAS

2
Se lee en minutos
Gerardo Prieto

Eliud Kipchoge parece no tener límites. A los 37 años acaba de ganar el maratón de Tokio con 2.02.40, nuevo récord del circuito, cuarto mejor registro de la historia de los 42 kilómetros y cuarto Major para el corredor de Eldoret, tras sus cuatro victorias en Londres, tres en Berlín, una en Chicago y la de esta pasada madrugada en Tokio. Le faltan dos maratones, el de Boston y Nueva York, para completar el sexteto que componen las 'mayores' y mejor dotadas pruebas del mundo en esta especialidad.

Lo que sorprende realmente del corredor keniano es la consistencia de sus registros, a su edad y fuera del alcance de cualquier otro competidor. Ya avisó de lo que podría llegar a lograr como atleta cuando en el Mundial de pista de París 2003 se cepilló en la recta final, y con tan solo 19 años, a los favoritos en la final de 5.000 metros, el marroquí Hicham El Gerruj y el etíope Kenenisa Bekele

En el asfalto desde 2013

Desde su salto al asfalto en 2013 en el maratón de Hamburgo, Kipchoge no ha parado de sumar triunfos, incluidos los dos oros olímpicos en Río de Janeiro 2016 y Tokio 2021. Las únicas excepciones a sus exitosa carrera sobre el asfalto han sido Berlín 2013 (segundo) y en Londres 2020, cuando fue octavo, afectado por una afección en su oído derecho.

Kipchoge es el único atleta que ha superado la barrera de las dos horas en un maratón (1.59.40), en una prueba organizado en Viena en 2019 y planeada a la medida del 'Filósofo', tal y como lo apodan sus compañeros de entrenamiento en Kaptagat. Un récord que figura en las listas oficiales con un asterisco, ya que la carrera en el circuito del Prater de la capital austriaca no fue homologada al rebasar la estrecha normativa de la federación internacional sobre 'liebres' y avituallamiento. Solo unos meses antes, el corredor nandi había logrado en Berlín el récord oficial, al cruzar la meta situada en la Puerta de Bardenburgo con 2.01.39.

El plusmarquista mundial también ha protagonizado la avanzadilla en el uso de las nuevas tecnologías aplicadas al deporte, sobre todo en el calzado. La apuesta de Nike en 2017 denominada 'Breaking2', con el objetivo de superar las dos horas en maratón en el circuito de Monza, incluyó la novedosa placa de carbono en las zapatillas, lo que ha revolucionado la larga distancia y sus registros. Todas las marcas rivales de la multinacional de Oregón han imitado después este avance, pero ninguna ha contado con el talento y la inteligencia de un corredor tan excepcional como Eliud Kipchoge.

Magnífico registro femenino

Noticias relacionadas

Este, a menudo, insiste en que la ventaja del nuevo material se basa en la amortiguación y no en el impulso. "Antes acababa las tiradas largas con dolor en las piernas y al día siguiente tenía que rodar muy suave para poder recuperar. Con el nuevo calzado la sensación es distinta y te permite volver a entrenar fuerte al día siguiente", declaraba el multicampeón keniano a El Periódico en 2019 en su residencia habitual, el campo de entrenamiento de Kaptagat, en el que ejerce como líder natural y ejemplo a seguir.

La subcampeona olímpica en Tokio y plusmarquista mundial de la distancia, la keniana Brigid Kosgei, se impuso en la carrera femenina con un tiempo de 2.16.02, la tercera mejor marca de siempre para las mujeres en esta distancia.

Temas

Maratón Tokio