Los planes de futuro

Barcelona inicia el final de la "travesía por el desierto" deportivo

La ronda española, según Jaume Collboni, es solo el inicio para un cambio de planes en el Ayuntamiento de Barcelona que quiere anunciar en los próximos meses la organización de otros eventos de carácter internacional

El Tour tiene abierta la puerta municipal

David Escudé, Jaume Collboni y Javier Guillén, este lunes en Montjuïc.

David Escudé, Jaume Collboni y Javier Guillén, este lunes en Montjuïc. / AJUNTAMENT DE BARCELONA

2
Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

Una década sin grandes acontecimientos deportivos, "la travesía por el desierto", tal como la definió ayer Jaume Collboni en la presentación de la salida barcelonesa de la Vuelta. El teniente de alcalde, mano derecha de la alcaldesa Ada Colau, quiere volver a abrir la capital catalana para los eventos internacionales. "En los próximos meses anunciaremos más candidaturas para acabar con una travesía en el desierto de 10 años. Los eventos de alto nivel irán dando sus frutos, aparte de acoger la Vuelta", afirmó el edil barcelonés.

El PSC, de la mano de David Escudé, es el partido que se responsabiliza de las organizaciones deportivas en la capital catalana de forma bastante autónoma hasta el punto que difícilmente se deja ver la alcaldesa en carreras y competiciones que se celebran en la ciudad, como, por ejemplo, el maratón, en la ceremonia de entrega de premios .

Collboni, este lunes, para no distraer ni quitar protagonismo a la salida de la Vuelta, no quiso dar más detalles sobre qué eventos internacionales podrían organizarse en Barcelona en los próximos años. Aunque, tratándose de la ronda española y de ciclismo, era casi una obligación preguntarle por el Tour, la prueba reina de este deporte, que visitó Barcelona en 2009 y que podía haber regresado, nada menos que acogiendo la gran salida de la carrera, en 2014. 

Faltaba solo la firma

La administración de Jordi Hereu dejó el acuerdo con la dirección del Tour a falta solo de la firma tras el compromiso adquirido en 2010 cuando todavía se respiraba el aire de satisfacción por el paso de la prueba francesa. En 2011 llegaron las elecciones municipales y hubo cambio político en el ayuntamiento. La alcaldía pasó a manos de la desaparecida CiU con Xavier Trias al frente.

El primer acuerdo establecía que el Tour iba a partir de Barcelona en 2014, año que lo hizo finalmente de Leeds, en Inglaterra. Todo se rompió durante una comida, que se organizó en un restaurante de la Barceloneta, con la presencia de Christian Prudhomme, director del Tour, que se había desplazado desde París. Los representantes del ayuntamiento se presentaron a la comida… con una hora de retraso. El gesto dejó claro a Prudhomme que la salida de su carrera desde Barcelona tendría que esperar.

El Tour partirá desde Bilbao en 2023

Noticias relacionadas

Ahora, según ha podido saber este diario, ASO, la empresa propietaria del Tour, que también lo es de la Vuelta, está encantada por la circunstancia de que el año que viene sus dos principales carreras partirán de España. El Tour lo hará desde Bilbao. La puerta para que la Grande Boucle salga de Barcelona sigue abierta.

 "La ciudad ambiciona a todo pero hemos de ser muy profesionales a la hora de adquirir compromisos", respondió Collboni, de forma algo enigmática, al ser cuestionado ayer por un futuro paso de la ronda francesa.